Publicidad

Segovianos en Polonia. Puede sonar extraño, pero allí fue hasta donde viajaron los diez integrantes del CD Base júnior masculino, acompañados por sus dos entrenadores, David Barroso y Roberto Monjas, para disputar en Gniezno la decimoséptima edición del Torneo de Baloncesto Internacional. Además de la experiencia de vivir un acontecimiento deportivo de esta índole, el resultado no pudo ser mejor, al lograr el segundo puesto final en su categoría.

El torneo se disputó bajo el sistema de liguilla ‘todos contra todos’ en un grupo único constituido por siete equipos, de manera que en total se disputaron en tres días seis partidos con períodos de ocho minutos, algo más cortos de lo habitual para un partido de baloncesto. La competición comenzó con un desfile inaugural de todos los equipos participantes, al que los segovianos acudieron con la bandera de España y uniformados con el chándal del club.

PRIMERA JORNADA

El viernes, primer día del torneo, tuvo lugar el debut contra el equipo anfitrión. Fue un partido muy intenso e igualado que se decantó a favor del equipo polaco por una diferencia de dos puntos: 47-45. El Gniezno fue a la postre el campeón del torneo, y contaba con varios jugadores de gran calidad que llevaron el peso del equipo.

Tras unas horas de descanso y un merecido almuerzo, el conjunto segoviano se enfrentó al Brest que venía desde Bielorrusia. El juego colectivo de CD Base mejoró sustancialmente y al final se consiguió la victoria por doce puntos, 50-38, gracias especialmente al acierto exterior en los momentos finales.

En la segunda jornada los segovianos disputaron tres encuentros; el primero de ellos contra el Bombardiers de Polonia, al que derrotaron con facilidad con un marcador final de 42-22. El segundo partido fue con Black Tallent Titans que llegó a la ciudad desde los Emiratos Árabes Unidos. Fue un choque muy complicado por la intensidad física del equipo asiático al que se consiguió derrotar por un ajustado marcador de 40-35. El último partido de la jornada fue contra el Hapoel de Israel que fue sin duda el equipo más intenso a nivel defensivo del torneo. El cansancio acumulado comenzó a hacerse notar, pero pese a las dificultades los segovianos consiguieron vencer por cinco puntos.

EL DÍA DECISIVO

El último día de torneo enfrentó a los jugadores del CD Base frente a los Yellow Tallent Titans, también de Emiratos Árabes, con la posibilidad de conseguir el segundo puesto final. Fue, sin duda, el mejor partido del equipo segoviano, sobre todo en la primera parte, a la que se llegó con nueve puntos de ventaja.

En la segunda mitad el cuadro árabe planteó varias defensas zonales con las que consiguieron reducir la diferencia en el marcador, hasta llegar a un final muy ajustado en el que el equipo segoviano consiguió imponerse por un ajustado 41-39. La guinda del torneo fue el nombramiento de Eduardo Martín como MVP del torneo en la categoría sub-17.

Los componentes del equipo segoviano fueron Dani Barroso, Alberto Acosta, Edu Martín, Hernán García, Juanfran García, Javi Callejo, Simón Barrios, Ramón Maíquez, Diego Monjas y Andrés Lázaro, que ya esperan con ganas la próxima edición del torneo a la que acudir para intentar hacerse con la medalla de oro.