Publicidad

La Academia de Artillería presentó sus mejores galas para albergar la fase final de la Copa del Mundo ‘Ciudad de Segovia’. Las cuatro mejores del campeonato, la búlgara Yoana Ilieva, la italiana Benedetta Taricco, la polaca Zuzanna Cieslar y la rusa Alina Mikhailova, se dieron cita en el salón del complejo militar baja la atenta mirada del público. Para la ocasión no faltaron diferentes representantes de instituciones como la alcaldesa Clara Luquero; las concejalas Marian Rueda o Paloma Maroto; el director general de la Federación Española de esgrima, Antonio García; el presidente de la Territorial, Daniel Bravo; el coronel José María Martínez Ferrer; el presidente del club Esgrima Segovia, Rafael López; o el técnico segoviano Ricardo Alba, entre otros.

Al término de la final individual, López hizo un balance de la primera jornada de la competición en líneas general: “El nivel fue muy alto, ya que de las 10 primeras del ranking internacional vinieron ocho”. En cuanto a la actuación de las españolas, valoró: “Las más destacadas fueron María Ventura, que llegó al tablón de dieciseisavos, y Paula Montoya, que entró en el de treintaidosavos”.

Por otro lado, se mostró satisfecho con la participación de la segoviana Sofía de Lucas como primera tiradora del club en tomar parte en la Copa del Mundo: “No pudo superar la primera ronda, pero simplemente el hecho de clasificarse para esta competición, siendo todavía cadete -15 años-, es todo un logro”.

De cara a la jornada del domingo, analizó: “Hay quince equipos, entre los que se encuentra España junto a selecciones potentes como Rusia, Estados Unidos o Francia. El conjunto nacional es competitivo y, si hay suerte en el cuadro de eliminación directa, puede optar a un alto puesto”.