dep2_1-dakar
Joel y José Luis Álvarez posan junto a su vehículo. / PEDRO KLAK
Publicidad

El piloto Segoviano residente en San Rafael, José Luis Álvarez, más conocido por ‘J.L.’, volverá de nuevo al rally más duro del mundo, el Dakar, que se celebrará del 6 al 17 de enero del 2019 en Perú. J.L. cuenta con un total de ocho participaciones en esta competición, siendo la más importante la del año 2003 que acabó segundo del mundo en la categoría quads y primer español en acabarlo en toda la historia.

Ahora se adentra en una nueva aventura, al tomar parte en la categoría de buggies ligeros, denominados ‘side by side’. Se trata de automóviles caracterizados por su espectacularidad, con un peso de 800 kilos y casi 200 cv. de potencia. Para la ocasión, J.L. pilotará en compañía de su hijo, Joel Álvarez, turnándose ambos en el pilotaje. Los dos componentes llevan ya muchos años compitiendo en quads, motos acuáticas, de enduro y ahora han comenzado con el mundo de los coches, con esta iniciativa. En su haber tienen varios podios en carreras de estas especialidades, así como sendos campeonatos provinciales y de España.

El pasado viernes embarcaron su vehículo, junto con los de los demás participantes europeos, en el puerto de Le Havre (Francia) para navegar casi un mes entero hasta Lima donde se realizará en su totalidad el Dakar de la presente edición.

Este proyecto, económicamente es muy costoso y ha sido posible gracias al apoyo de dos grandes empresas, Herranz & Ayra, que son los patrocinadores principales al portar el nombre al equipo. Además, la Diputación de Segovia también se ha volcado con ellos, así como Alimentos de Segovia, GLS de El Espinar y Finca La Casona de San Rafael.