Publicidad

Con el broche puesto a la cuarta edición de la Copa del Mundo ‘Ciudad de Segovia’ junior de sable femenino es hora de hacer balance. Este evento aterrizó con todos los miedos que evoca una convocatoria de envergadura internacional, pero sus pasos desde sus inicios fueron sólidos para rápido adquirir consolidación y ser referencia en el plano organizativo. En su corta trayectoria, dicho acontecimiento ha obtenido el reconocimiento de las federaciones de diferentes ámbitos -internacional, nacional y autonómico- y ha pasado a distinguirse como uno de los focos deportivos más importantes para Segovia.

Durante el pasado fin de semana, el futuro de la esgrima se dio cita en la ciudad, con representación de más de una veintena de países. La Copa, que se forja del entusiasmo y trabajo del Club Esgrima Segovia (CES), volvió a proyectar ilusión por este deporte con una relevante repercusión, gracias a la colaboración de diferentes instituciones como la Junta o el IMD. De su puesta en marcha, su transcurso y sus resultados habla Rafael López, presidente y director técnico del conjunto segoviano y organizador: “Ha sido la mejor de las cuatro ediciones que llevamos. El balance es más que positivo en todos los aspectos: deportivo, social y de participación. Contamos con 132 tiradoras de un alto nivel. El dominio fue ruso -con la final individual entre Olga Nikitina y Alina Mikhailova y la victoria por equipos- e Italia y Rumanía tuvieron un protagonismo sustancial”.

La evolución nacional quedó plasmada en el escenario del Pedro Delgado al firmar la cuarta posición en la competición por selecciones a través de la actuación del cuadro conformado por Carlota del Valle, Elena Hernández -actual campeona de España-, Inés Tirado y María Ventura. “Superaron las expectativas iniciales al obtener un gran resultado. En la competición individual también tuvieron destacados combates y llegó a participar la cadete Paula Montoya, que tiene una proyección bastante buena”, valora.

“Queda como una de las mejores pruebas del mundo de este tipo. iremos a por la quinta edición”

“Las autoridades y federaciones acabaron encantados. Se ha guardado la calidad de la prueba. La internacional manda un observador, que se dedica a contabilizar los fallos, y lo único que echó en falta fue el protocolo de la final para sentar a los distintos representantes de cada institución” reconoce; y subraya: “El informe es muy favorable. Queda como una de las mejores pruebas del mundo de este tipo -hay ocho-. Iremos a por la quinta edición”.

EL CLUB ESGRIMA SEGOVIA

Actualmente el equipo de Segovia cuenta con 55 alumnos, con categorías desde los cuatro años, competición y ocio; que se entrenan bajo la tutela del técnico Ricardo Alba y la supervisión de López. “Los triunfos a nivel autonómico son importantes y estamos consiguiendo un buen número de medallas en cada convocatoria. A nivel nacional, tenemos a Mario Aguado, que ya dispone de varios títulos como un bronce en el campeonato de España de sable M14; y a Inés Martín, que se está preparando para el campeonato de Europa (Sochi) y del mundo (Verona)”, explica el presidente.