Nicolo se presenta ante el portero Barrientos en una imagen del partido jugado en Zamora. / JOSÉ LUIS FERNÁNDEZ- LA OPINIÓN
Publicidad

A la poco balonmanera hora de las doce de la mañana, (televisión obliga), el Viveros Herol Nava y el MMT Zamora dirimirán en el nuevo pabellón de Nava de la Asunción un derbi de rivalidad regional en el que los dos puntos en juego cobran una especial importancia dados los marcadores que se registraron en la jornada de ayer. Los de casa necesitan la victoria para seguir apuntalando un liderato hasta hacerlo incontestable, y los zamoranos buscan consolidarse en posiciones de play off de ascenso, para lo que es indispensable que empiecen a ganar fuera de casa, habida cuenta de la tremenda fortaleza que presentan en el Ángel Nieto de Zamora, que se transforma en fragilidad cuando de jugar como visitante se trata.

La solvente victoria en la cancha del Handbol Bordils, segunda tras la derrota en Aranda, ha devuelto al conjunto de Dani Gordo a la dinámica ganadora. Hace un buen número de jornadas que el equipo ha encontrado una línea de trabajo que le produce muy buenos resultados, con una defensa más que solvente. Prueba de ello es que el Viveros Herol es de largo el equipo menos goleado de la Plata, y también que en muy pocas ocasiones Dani Gordo se ha visto obligado a variar el fortísimo 6:0 defensivo, en el que tanto Álvaro como Andrés lideran en los centrales, con la ayuda tanto de Toma, como de Oleg y Darío.

Ese férreo sistema defensivo se verá puesto a prueba hoy por el MMT Zamora, que ha incorporado recientemente a un pivote de muchas garantías como es Gastón Mouriño, al que quizá este encuentro le llega algo pronto teniendo en cuenta que suma escasos entrenamientos con los de Leo Álvarez, pero que sin duda tiene calidad para decidir partidos.

PACO BERNABÉU, LA DUDA

En el cuadro local, la duda de Paco Bernabéu será la única que maneje el cuerpo técnico. Adrián Rosales seguirá viendo los partidos desde la grada, aunque avanza en su recuperación, mientras que el resto de jugadores, salvo sorpresa, estarán disponibles para Dani Gordo. Si Bernabéu no se recupera, de nuevo será Llopis el encargado de ocupar el extremo cuando Nicolo necesite minutos de descanso.

Al rival le cuesta arrancar los partidos, sobre todo cuando juega fuera de casa, y por ese lado será por donde querrá incidir el conjunto navero, sabedor de que muy pocos equipos han logrado remontarle diferencias favorables cuando éstas se han elevado hasta los cuatro/cinco goles. Frenar a Octavio Magadán significará secar buena parte de la producción ofensiva del equipo zamorano, y a ello tendrá que ponerse el líder, que quiere ampliar una semana más la gran racha de imbatibilidad en Nava de la Asunción.