El jugador del Barcelona se dispone a disparar ante la estampa del guardameta del Naturpellet Segovia Alberto Sanz, en el partido en el Pedro Delgado. / KAMARERO
Publicidad

En Peñíscola consiguió su primer punto el Naturpellet y en el encuentro de vuelta el conjunto segoviano espera lograr su primera victoria en el Pedro Delgado. Un punto de partida que impulsó el trabajo del equipo de Diego Gacimartín para empezar a remar por su objetivo de la permanencia y que aspirar a encontrar retorno. Tras una semana sin competición liguera y casi un mes sin hacerlo en casa, el cuadro blanquirrojo se prepara para recibir al octavo clasificado el domingo a las 12.00 horas.

“Es un rival bien armado, completo y organizado. Basa su potencial en la defensa y juega bien con el sistema 3-1. Además, es de los equipos que menos goles recibe”, valoró Gacimartín en la rueda de prensa previa. El plantel valenciano anda pendiente de si su pívot Juan Emilio pone rumbo finalmente al Gazpron Ugra de Rusia, un factor que podría condicionar la convocatoria de Juan Luis Alonso. “Es un jugador internacional y contra Brasil hizo un gran trabajo. En Peñíscola ha trabajado mucho, con un juego agresivo e intenso, y es determinante”, comentó el técnico segoviano.

Por otro lado, el Naturpellet aprovechó el parón para recuperar efectivos. Asimismo el hecho de competir en domingo, le da mayor holgura a la hora de planificar el enfrentamiento con la sesión de esta tarde. “De vez en cuando es importante liberar el aspecto mental y creo que el descanso ha venido bien”, repasó. La lesión de rodilla de Nico Rolón parece que será la única baja para el choque. “Probablemente no podamos contar con él”, reconoció Gacimartín. Sí podrá estar el guardameta Thiago Soares, que ya regresó de Brasil. “Ha estado trabajando en el gimnasio, aunque el ritmo del día a día no lo ha tenido. Ahora tenemos que decidir cual de los dos porteros está mejor”, aseguró.

El momento de Alberto

Su compañero bajo palos, Alberto Sanz, fue el encargado de compadecer ante los medios y puso en liza su momento: “Después de sufrir un esguince de rodilla estoy bastante bien y me he encontrado a gusto en los partidos contra el Barcelona, Zaragoza y Levante”; y apuntó: “Somos 12 jugadores, que venimos cada día a dar el 100%.La decisión que tome el entrenador, será lo mejor”. Los buenos resultados obtenidos frente al Peníscola en las últimas temporadas parece que encienden la motivación en el vestuario. “Es un equipo que se nos da bastante bien. Hemos puntuado cuando hemos jugado contra él, pero no podemos relajarnos”, subrayó.