Publicidad

La de Javi Guerra es una historia de superación personal. De pasar de ser ‘el hijo de Paco’ a convertirse en uno de los atletas más destacados del panorama español y la referencia a batir en las pruebas nacionales de fondo, a base de trabajo, de entrenar los días que hay ganas de hacerlo, y entrenar también cuando no hay ninguna gana. De ser uno de los mejores atletas junior de España a pasar por una crisis de resultados de la que sólo fue capaz de salir… con más trabajo, en esta ocasión mental. De sufrir una lesión que le rompe hasta el punto no sólo de no poder tomar parte en los Juegos Olímpicos, sino incluso de dudar de su futuro como atleta, a volver a caminar, después a correr, y después a competir, hasta subirse al trono de la maratón española.

Si bien es cierto que a la hora de recibir la Medalla al Mérito Deportivo de Segovia que le concedió el Ayuntamiento de la capital allá por el mes de abril, el baremo de las marcas es tan frío como difícilmente cuestionable (dos veces campeón de España de maratón, de media maratón, de 10 kilómetros en ruta, y de 10.000 metros y campo a través, tanto en las categoría absoluta, como en promesa y junior, más 17 convocatorias internacionales para acudir a los campeonatos mundiales de Moscú, Pekín y Londres, y al campeonato de Europa de Zúrich, más el próximo de Berlín), el ‘mérito deportivo’ no se queda sólo en los números.

PALABRAS HECHAS EMOCIÓN

En el patio del Ayuntamiento de Segovia se reunieron en la tarde de ayer casi todos los que han tenido, y tienen, que ver en la vida de Javi Guerra, al que la emoción estuvo cerca de desbordarle en algunas ocasiones, más buena parte de los miembros del consistorio, encabezados por la alcaldesa Clara Luquero, quien tuvo palabras de agradecimiento y cariño para el atleta segoviano, de quien enumeró no sólo sus números deportivos, sino también sus logros personales. destacando el hecho de que el deportista siempre ha llevado la bandera de Segovia, siempre asequible y participativo en la práctica totalidad de las actividades en las que se solicita su colaboración.

“La medalla que hoy te entrega tu ciudad no solo viene avalada por tus éxitos deportivos, también viene motivada por los valores que transmites (…) y sin duda tu espíritu de superación, tu compromiso, tu humildad, tu empatía, tu esfuerzo constante, tu motivación, hacen que Segovia se sienta orgullosa del Javi persona”, afirmó Luquero.

La alcaldesa acabó su breve discurso con una concesión a la emoción al afirmar que “no te quepa la menor duda que tienes a toda una ciudad detrás de ti, nunca ‘la soledad del corredor de fondo’ había estado tan acompañada. Vivimos tus éxitos como propios. En definitiva, eres parte de nosotros. Estamos tan orgullosos de ti… muchas gracias, Javi”, para en el momento más emocionante de la tarde, hacer entrega al atleta de la Medalla al Mérito Deportivo de la ciudad.

“AQUÍ TENGO TODO LO QUE NECESITO”

Tras recibir la Medalla al Mérito Deportivo del Ayuntamiento de Segovia, un emocionado Javi Guerra, bien arropado por su esposa, por sus amigos y por sus familiares, tomó la palabra para señalar que esta entrega representaba para él “uno de los mejores momentos de mi vida, porque es la muestra de todo el cariño y el afecto que me profesan todos los ciudadanos de Segovia”.

Para un atleta, que a pesar de estar rodeado de un buen equipo de preparadores, tiene a la soledad como una gran compañera de viaje, el hecho de que haya una ciudad pendiente de sus logros, como lo está Segovia de las marcas de Javi, “representa para mí un estímulo de incalculable valor”, afirmó el deportista, que no olvidó a ninguna de las personas que de un modo u otro le han ayudado a llegar donde ahora se encuentra, en uno de sus mejores momentos deportivos, y por ello Javi no dudó en afirmar que “me siento un privilegiado, porque aquí tengo todo lo que necesito. ¡Qué más puedo pedir!”.

El atleta terminó su alocución reflejando su compromiso “leal y sincero” con la ciudad, representada en un Ayuntamiento “que siempre ha estado pendiente de mí, algo que no es ni normal, ni frecuente. Segovia tendrá mi compromiso siempre”.

Compartir