d1-1kama_Futbol-La-Granja-Briviesca_KAM3613
El centrocampista del CD La Granja Alfonso Berrocal protege un balón ante la presión de un contrincante. / KAMARERO
Publicidad

Cuando se pierde un partido siempre se mira hacia adelante con la firme intención de enmendar los errores de cara al futuro. Lo malo viene cuando ese encuentro te condiciona el siguiente. Eso le ocurrió al CD La Granja en La Bañeza. Además de recibir un duro 4-1, dos de sus componentes resultaron expulsados para el próximo enfrentamiento. Alfonso Berrocal y Pau Crespo, jugadores polivalentes que pueden alternar el mediocentro con los puestos de la línea defensiva, no podrán jugar contra la Cebrereña el sábado en el campo de El Hospital, por doble amonestación.

Estos dos importantes ausencias se unen a la baja de larga duración de Víctor Velasco, que, tras confirmarse la rotura total del ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha, se perderá lo que resta de temporada. Ante esta situación, el pivote defensivo -eje del dibujo del equipo de San Ildefonso- queda prácticamente en jaque. El técnico del conjunto granjeño, José Luis Segovia, por tanto, tendrá que acoplar el medio con jugadores como Julián Martín ‘Juli’, Andrés Aguirre o Alberto Terleira, con buena salida de balón aunque con menos físico. Otra alternativa que se plantea es la de reestructurar su habitual esquema del 4-3-3.

En lo que va de semana, la plantilla ha completado dos sesiones, estudiando y enfocando el duelo frente al rival abulense. Por parte, del cuadro de Cebreros todas las miradas están puestas en su delantero David Terleira, que después de endosarle tres goles al Real Ávila el domingo con los que ganó su plantel (3-2) tuvo que ser atendido en el hospital donde estuvo dos días ingresado.