d5-1es-fs-naturpellet-copa-españa-juvenil
Dos jugadores del FC Barcelona presionan a un jugador del Naturpellet en un momento de la semifinal de la competición. / ENRIQUE SERRANO-GOLSALA.COM
Publicidad

El Naturpellet Segovia juvenil puso el punto y final a la temporada perdiendo con claridad en la semifinal de la Copa de España ante el FC Barcelona. La gasolina les duró a los de Marta García uno de los dos tiempos del encuentro. En cuanto el cuadro blaugrana se puso por delante con dos goles de renta en los primeros minutos del segundo tiempo, nada pudo hacer el equipo segoviano.

Bastante había hecho el Naturpellet clasificándose para una Copa de España que hasta la entrada del equipo segoviano era coto cerrado para los grandes conjuntos de cantera del país. Como el precio por haber eliminado al Ciudad de Móstoles en la ronda de cuartos de final fue el contar con tres jugadores lesionados, la plantilla segoviana se presentó en el pabellón de la Ciudad del Fútbol de Las Rozas con toda la ilusión, pero sabiendo que las fuerzas no estaban ni mucho menos intactas.

Aún así, el primer tiempo del conjunto de Marta García fue más que interesante. Pinela puso por delante al Naturpellet aprovechando una mala salida del portero del FC Barcelona en el primer minuto de partido para colocar el 1-0 y poner al rival un poco más nervioso, algo que notó sobre todo su guardameta, pero también los compañeros que veían cómo el Naturpellet lanzaba contras más que peligrosas.

Pero el equipo filial del Barça no es el Ciudad de Móstoles, y en el capítulo de ‘exhibiciones’ realizó las justas, Roberto culminó en el segundo palo un buen ataque catalán, y Cárdaba comenzó a multiplicarse bajo los palos para evitar que cayese el segundo gol. Sin embargo, de nuevo la sorpresa se paseó por el pabellón cuando César aprovechó una mala entrega de un contrario para colocar el 2-1 en el electrónico mediada la primera parte.

Era evidente que restaba mucho tiempo como para que ese marcador fuera decisivo, pero lo cierto es que el FC Barcelona acusó el golpe, y pese a que atacó mucho más que el Naturpellet, no logró colocar de nuevo el empate, y no estuvo tampoco lejos de recibir un tercer tanto. Pero en la recta fina del primer tiempo los pupilos de Pep Ruiz recibieron el premio a su ataque constante con un gol que llegó de rebote (en honor a la verdad, pudo haber llegado mucho antes), y a poco para el descanso, Juanfran colocó el 2-3 que supuso todo un jarro de agua fría para los segovianos.

EN LA SEGUNDA, EL SUFRIMIENTO

El Naturpellet había conseguido que no pasaran demasiadas cosas desfavorables en la primera mitad, a costa de sufrir un gran desgaste físico, que de manera lógica terminó pagando tras el paso por los vestuarios. Apenas reiniciado el encuentro, Pau Recasens marcaba el cuarto gol para el FC Barcelona, que abrió definitivamente el camino del sufrimiento para el equipo segoviano, porque el rival había dejado atrás su fase de nervios, y jugaba con el marcador a favor, sabiendo que era superior tanto en el apartado físico como en el técnico, y sin confiarse.

Los tantos fueron cayendo uno tras otro en la portería de Cárdaba, y aunque Marta García apostó por el portero-jugador, el equipo no pudo evitar que el 2-9 se convirtiera en el marcador final del encuentro. La derrota entraba dentro de los planes, y no debe empañar ni por un momento el gran trabajo realizado a lo largo de la temporada. El objetivo no era, ni mucho menos, meterse entre los cuatro mejores equipos de España en la categoría juvenil, y eso sólo se ha logrado a base de mucho trabajo… y de no creerse más que nadie antes de saltar a la cancha. Algo que, en edades de formación, no sucede demasiado a menudo.

Compartir