Pedro Muñoz: “El nivel tenístico ha sido extraordinario”

El presidente de honor del Open de Castilla y León 'Villa de El Espinar' y la directora, Virginia Ruano, hacen balance

La trigésimo tercera edición del Open de Castilla y León ‘Villa de El Espinar’ llegó a su fin con la celebración de la final masculina. Desde el sábado 28 de julio hasta el pasado domingo la localidad espinariega volvió a ser eje del tenis nacional con la presencia de jugadores con una importante proyección. Nombres para no perder de vista como los de Ugo Humbert, Adrián Menéndez, Andrés Artuñedo o David Pérez en las competiciones masculinas y Ludmilla Samsonova, Basak Eraydin, Yvonne Cavallé o Andrea Lázaro en las femeninas fueron los más destacados de un torneo que sigue manteniendo el nivel deportivo.

Llegados a su punto final, las cabezas visibles del evento hicieron balance al área de prensa del torneo. De esta forma, el presidente de honor, Pedro Muñoz repasó en líneas generales la evolución del Open desde los primeros partidos. “El nivel tenístico ha sido extraordinario. Hay que respetar y tener en cuenta el nivel de estos tenistas”, comentó; y subrayó: “Cuando vino Rafa Nadal era como ellos”.

El último duelo, que enfrentó al francés Humbert y al malagueño Menéndez por el título, dejó muestras de la calidad que goza la semana del tenis de El Espinar. Respecto a la decisiva final, Muñoz señaló: “Menéndez hizo lo que pudo, a pesar de estar tocado. Humbert es muy bueno, para mi gusto. Tiene todo por hacer. Con respeto y entendiendo bien la expresión, no sabe jugar todavía; y sin saber jugar mira qué fácil gana. Cuando aprenda un poco más, como todos los que han ganado en El Espinar, le veremos entre los treinta mejores del mundo en un año y medio como máximo”.

Además, el torno contó con un completo calendario de actividades paralelas tales como el ‘cocktail solidario’, las jornadas de donación de sangre, el día del niño, las clases prácticas, un torneo de categoría cadete, la exhibición de los gabarreros o la visita del Padre Ángel. También pasaron diferentes personalidades del mundo del tenis y del deportes y autoridades políticas de trascendencia. Alfonso Lahuerta, director general de deportes de la Junta de Castilla y León, fue uno de los que presenció la final. “Aquí se bregan los que serán los referentes del tenis en el futuro. Hemos asistido al nacimiento de una estrella dentro del mundo del tenis. En cuanto madure un poco llegará a codearse con la élite”, valoró.

Por otro lado, un año más supuso un importante impacto económico para El Espinar y su entorno, así como para las instalaciones del Casino de la Unión, al acoger la primera fase de la disciplina femenina.

Virginia Ruano: “Ya estamos pensando en la próxima edición”

La directora del Open de Castilla y León, Virginia Ruano, profundizó tanto en la parcela deportiva como en la organizativa. Concluida esta edición, analizó al gabinete de prensa del torneo: “Un año más hemos conseguido sacar el torneo hacia adelante. Hemos mantenido tanto el cuadro masculino como el femenino. El nivel de tenis desde el principio hasta el final ha sido muy bueno. Un español a punto ha estado de alzarse con el título, pero hay que quedarse con el nombre del francés Ugo Humbert. Es un jugador joven y ahora está siguiendo los pasos de su entrenador”.

En cuanto a las previsiones del futuro, comentó: “Hemos solventado todo lo que ha estado en nuestras manos. Ya estamos pensando en la próxima edición para intentar crecer y tratar de hacerlo lo mejor posible. Queremos volver a traer aquí a las mujeres. Para ello hay que hacer una gran labor institucional y de sponsorización privada para construir en las instalaciones una pista y, partir de ahí, queremos seguir creciendo con los dos torneos”.

Compartir