Publicidad

Con la tranquilidad que aportan los siete puntos de ventaja sobre el Alarcos, que son ocho contando el average, y los ocho sobre el Puerto Sagunto, que tiene todavía un aplazado que disputar, el Viveros Herol Nava juega hoy en el pabellón Aritzbatalde ante el Amenábar Zarautz, uno de los conjuntos que mejor momento atravesaba en la competición hasta que el pasado fin de semana cayó en la inexpugnable cancha del MMT Zamora.

Tres victorias consecutivas acumulaba el conjunto que entrena Hugo Xabier hasta el pasado fin de semana, con lo que logró poner a varios equipos de por medio con respecto a las plazas de descenso, aunque todavía no está salvado ni mucho menos. Como es la nota habitual en los equipos de la División de Honor Plata, la fortaleza en casa es la premisa fundamental para lograr los objetivos, y en este caso el Amenábar Zarautz ha sabido hacerse fuerte como local, sumando siete triunfos de los ocho que atesora a lo largo de la temporada.

SIEMPRE DENTRO DEL PARTIDO

No es el equipo vasco uno de los más realizadores de la categoría, ni mucho menos, pero sí es uno de esos equipos que no suelen irse de los partidos, y mucho menos cuando juegan en casa. Con un 6:0 defensivo en el que los hermanos Atorrasagasti copan la zona central, el Amenábar Zarautz protege bien su portería, y gracias a ello siempre se mantiene en disposición de apostar por la victoria en los últimos minutos. Amilibia y Aguirrezabalaga se manejan como las referencias ofensivas del equipo, el primero en la posición de central en la que poco a poco le ha ido restando minutos al veterano Iraeta, y el segundo entrando desde el lateral derecho, con mucha profundidad y no poco acierto de cara al marco.

El líder de la liga sabe que visita una cancha complicada, pero también que el momento de forma por el que atraviesa es excepcional, por más que las lesiones hayan llegado a pares, y el plantel tenga que hacer un esfuerzo extra para poder llegar a los minutos decisivos de los partidos con la frescura de ideas suficiente. Salvo a Adrián Rosales, al resto de los lesionados se les espera en forma para después del parón de la competición que tendrá lugar tras la jornada del 6 de abril, reanudándose la liga el 24, si bien es posible que Alonso Moreno consiga recuperarse antes, puesto que el esguince de tobillo evoluciona favorablemente, tanto que el jugador ha viajado con la plantilla, y podría incluso disponer de algunos minutos (pocos) en el encuentro. Paco Bernabéu y Yeray Lamariano no están para jugar, no hoy ni dentro de siete días frente al FC Barcelona, y por eso Dani Gordo se lleva a Zarautz a Carlos Colomer para que acompañe en la portería a Ernesto Sánchez como hizo en el encuentro frente al Vestas Alarcos, y no se descarta que alguno de los jugadores juveniles que se proclamaron campeones autonómicos, como Javier, Jorge, Óscar o Carlos Rincón, puedan viajar también con el equipo.

MALOS INICIOS, BUENOS FINALES

La certeza es que a pesar de las ausencias, el Viveros Herol ha conseguido una velocidad de crucero que no ha sido capaz de igualar ninguno de sus oponentes. Aunque Álvaro se retiró con molestias en el encuentro ante el Alarcos, la dupla que hace con Andrés en el centro es extraordinaria, pero la realidad es que tanto Darío Ajo como Oleg Kisselev y Toma pueden realizar también con mucha contundencia esa labor en el centro, y aunque al equipo le está costando arrancar en los partidos, en cuanto fija la defensa no tarda en remontar los marcadores desfavorables.

Varios nombres propios están sobresaliendo en ataque en este tramo de la temporada, además de Agus Casado y Carlos Villagrán, son los ‘fijos’ a la hora de manejar los partidos en la ofensiva. Nicolo se comporta como un veterano en el extremo derecho, y amenaza tanto como hace Bruno en el izquierdo, y en el pivote Darío Ajo ha elevado su nivel hasta convertirse en imprescindible, tanto en defensa como en ataque. Su trabajo será importante ante centrales muy grandes como los de Zarautz, pero tampoco se puede olvidar que de ese trabajo de desgaste de Darío se puede aprovechar Filipe Martins con su movilidad en los seis metros.

La jornada no parece propicia ni para que Alarcos ni para que Sagunto cedan puntos, así que el Viveros Herol apuesta por la victoria para que le sigan saliendo las cuentas, y no tenga que mirar por el retrovisor.