Publicidad

Después de un paréntesis navideño muy de agradecer por parte de los equipos, la Gimnástica Segoviana retornó al trabajo de los entrenamientos con un efectivo menos, después de la baja voluntaria de Kike, pero con las mismas ganas de presentar batalla por el título de Liga tanto al Zamora como a la Arandina.

Ramsés Gil, segundo entrenador y director deportivo del equipo, se tiene que manejar hasta el próximo 31 de enero en una doble tarea, la de asistir a Manu en los entrenamientos y en los partidos, pero también en la de sondear el mercado de fichajes en busca de un jugador del perfil de Kike, “al que solamente le podemos estar agradecidos por el tremendo esfuerzo que ha realizado por estar con nosotros todo este tiempo. Su compromiso ha estado fuera de toda duda y será complicado reemplazarlo”.

BUENO, BONITO… Y SUB 23

A Manu sólo le queda un jugador de ese corte “desequilibrante y vertical”, que es Dani Abad, aunque éste es de perfil zurdo. Por ello el técnico mira al mercado “que siempre ofrece posibilidades, aunque no va a estar nada sencillo, puesto que el futbolista que buscamos tiene que ser, en primer lugar, sub 23”, ya que la ficha senior de Kike será ocupada por Agus Alonso. Y es que la reglamentación, tal y como explica Ramsés, señala que sólo se pueden tener 16 fichas de jugadores de categoría senior, completando el resto con futbolistas sub 23.

“Evidentemente, —señala Ramsés—, el futbolista que venga no puede hacerlo para completar la plantilla, sino para mejorarla”. La lógica invita a mirar a los filiales de los conjuntos de Primera y Segunda División, “pero no es fácil que den salida a futbolistas que nos puedan interesar”. Y aunque a la Segoviana han llegado numerosas ofertas de extranjeros, el club no quiere jugársela, “porque no creo que un jugador senegalés, por muy bueno que sea, pueda adaptarse rápidamente a jugar en invierno en Segovia”.

Así que una cosa es que se mire el mercado y las posibilidades de reforzar al equipo, y otra distinta que con seguridad se vaya a incorporar a nadie que no mejore lo que hay “entre otras cosas porque estaríamos fallando a nuestros propios principios de potenciar lo que tenemos en casa”, afirma Ramsés, que destaca la polivalencia de muchos de los jugadores gimnásticos. El director deportivo azulgrana no quiere equivocarse, “porque no podemos cometer un solo desliz si queremos optar al título, ni en el campo, ni tampoco en la dirección deportiva”.

A POR LOS 90 PUNTOS

El cuerpo técnico ha pedido a la plantilla un esfuerzo más de cara a la segunda vuelta de la Liga, en la que Zamora y Arandina se presentan como los directos rivales por el título de Liga, “que creo que se va a obtener en el entorno de los 90 puntos. Teniendo en cuenta que salvando el partido ante la Arandina, hemos hecho bien las cosas, y aún así estamos terceros, es evidente que en casa no podemos ceder nada, y fuera hay que obtener la victoria en campos muy complicados”. De momento, los primeros tres puntos se pondrán en juego en casa el próximo domingo ante el Briviesca, en un encuentro en el que los azulgrana podrían tener la baja de Dani Arribas, puesto que el jugador gimnástico sufrió un golpe en su rodilla que le ha impedido participar de las últimas sesiones de entrenamiento.

En el capítulo de salidas de la Segoviana, hasta la fecha ningún club se ha dirigido al gimnástico preguntando por jugadores de la plantilla, y Ramsés lo deja claro: “De aquí no sale nadie, a no ser que haya una contrapartida que nos satisfaga, y que nos permita, como mínimo, mantener el nivel que estamos dando”.