dep6_1-baloncesto-unami
La jugadora del Alhambra Unami Marta ‘Matu’ Peralta se va de una contrincante, durante un partido en casa. / KAMARERO
Publicidad

El Alhambra Unami está pasando un momento delicado en relación a cómo comenzó su andadura esta temporada en la Primera División Nacional femenina de baloncesto, pero si algo ha caracterizado siempre a sus integrantes ha sido su capacidad de reposición ante las situaciones adversas. En las primeras jornadas sorprendió su rendimiento, pese a sufrir una importante remodelación de plantilla. La apuesta del conjunto segoviano por las jóvenes promesas de la ciudad, junto con la contrastada experiencia de jugadoras como Míriam Rollán, Melisa Correa, la capitana Cristina del Campo o la incorporación de la paraguaya Marta ‘Matu’ Peralta, surtió tal efecto que el equipo llegó a liderar el campeonato liguero durante el grueso de la primera vuelta. Enlazó un carrusel de importantes resultados, demostrando su proyección a pesar de disponer un corto plantel en cuanto a número de componentes se refiere.

Sin embargo, en los últimos partidos, el cuadro azul se encontró con rivales más hechos, después de que hayan tomado el pulso a la competición y hayan cogido forma física, y no pudo continuar con su buena racha. La ambición del Alhambra sigue siendo la misma, aunque el resto de conjuntos están alcanzando su mejor nivel y esta circunstancia hace que cada encuentro sea disputado.

El enfrentamiento de la primera vuelta se dirimió en igualdad y fueron las segovianas las que terminaron imponiéndose de dos (49-51)

El pasado fin de semana empezó la segunda vuelta y el Unami no comenzó con buen pie, al caer duramente en la cancha del CB Santa Marta de Tormes, actual líder, por 81-47; cuando en el enfrentamiento de la ida, el equipo de Alicia Alonso se impuso por 69-52. Ahora el cuadro segoviano es cuarto en la clasificación y su intención es la de recuperar sensaciones, con el único objetivo de dar todo en cada partido para ver hasta dónde puede llegar. El esfuerzo de las jugadoras está siendo importante y hoy vuelven a jugar en casa para reaccionar y poner en liza su mejoría.

En el pabellón Emperador Teodosio reciben al Filipenses (20.00 horas), un oponente que se encuentra en la quinta plaza. Las palentinas vienen de ganar a la Universidad de Salamanca (67-58) y al Ponce Valladolid (69-67) y se presentan en Segovia con el punto de mira en el cuarto puesto. El duelo de la primera vuelta se dirimió de forma igualada y fue el Unami el que se llevó el triunfo con una diferencia de tan solo dos puntos (49-51).