Publicidad

El Naturpellet, más en cuadro que nunca, sumó su cuarta jornada sin conocer la victoria. A pesar de tener opciones para marcar, el equipo segoviano no puntuó en el Siglo XXI porque su rival, el Ríos Renovables de Zaragoza, fue mucho más certero en sus acciones ofensivas por lo que consiguió una victoria y suma ya ocho jornadas sin perder.

El Ríos quiso tomar la iniciativa en el juego ante un rival mucho más conservador. La primera oportunidad de gol precisamente fue del equipo local en un disparo lateral de Ortego que Cidao despejó con acierto. Sin embargo, el Naturpellet no se quedó atrás y replicó con mucho peligro. Iván Bernard tuvo que intervenir para evitar el primer tanto del partido.

Los zaragozanos siguieron insistiendo y Retamar, con un tiro lejano, no encontró la portería castellana. Luego fue el turno de Tejel, pero con escasa fortuna ya que la defensa visitante estuvo muy atenta, como durante casi toda la primera mitad, evitando que los locales crearan demasiadas ocasiones claras de gol, como una de Iván Beltrán que se encontró a una defensa muy atenta que sacó el balón bajo los palos.

El equipo se dejó el alma en defensa, pero no pudo evitar el 1-0 en una acción llena de rebotes

Pero los locales estaban más cerca de inaugurar el marcador, mientras que su rival se defendía como podía y en ataque su bagaje era muy bajo, aunque Edu tuvo la opción de marcar, pero despejó Tejel, y después de que Cidao sacara un mano a mano a Thiago Cabeça, los visitantes se envalentonaron e iván Bernard sacó en la línea de gol un balón tras una gran jugada segoviana. Pero al final tanto fue el cántaro a la fuente que se rompió. Retamar puso el 1-0 en una jugada con rebotes en el área y que el jugador acabó marcando de tacón cuando la primera parte ya expiraba.

Tras el paso por los vestuarios, Retamar y Tejel dispusieron de las primeras oportunidades de la segunda mitad. La réplica la puso un duro disparo de Buitre que desvió Iván Bernard. El partido había ganado en intensidad. Segovia buscaba el empate pero se encontró a un gran portero local. Ambos conjuntos, desafortunados en ataque, continuaron intentando el gol, y en varias ocasiones el marcador pudo cambiar pero faltó puntería.

EL SEGUNDO, DEMOLEDOR

Y cuando más atacaba el Naturpellet, llegó el segundo tanto local. Richi Felipe, tras un pase de Retamar, puso el 2-0 desde la frontal del área cuando se cumplía el minuto 31. Con el conjunto de Gacimartín algo tocado, su rival pudo sentenciar en los minutos siguientes, hasta que el técnico apostó por el portero-jugador, sin éxito al principio, puesto que Anás le robó el balón a Cidao y se lo cedió a Thiago Cabeça para que éste marcara a portería vacía.

Cuando todo parecía perdido llegó el tanto de Buitre. Robo en la zona de tres cuartos y tras un pase al segundo palo, el jugador de Segovia remató para hacer el 3-1 a falta de dos minutos para la conclusión. La diferencia aún era considerable y el triunfo pareció no peligrar para los aragoneses. Ya con el tiempo prácticamente cumplido llegó el cuarto gol local. Ortego culminó un contragolpe de Ríos Renovables, que cerró la derrota de un Naturpellet que sigue acusando las bajas.