El portero de la Segoviana Christian Martín, saliendo del vestuario. / KAMARERO
Publicidad

Desde que la pretemporada empezara allá por el mes de agosto, la Segoviana lleva preparándose para jugar la fase de ascenso con el objetivo de retornar a la Segunda División B. Ahora más de diez meses después, llega la hora del play off. Y es que, aunque el campeonato liguero ha traído choques de exigencia como los enfrentamientos contra el Zamora, la Arandina, el Numancia B, el Atlético Astorga o el Real Ávila, estos partidos son los jugadores de la Gimnástica esperan con ahínco. Con ambición y experiencia, pero siempre con los pies en el suelo. El conjunto azulgrana es un habitual de este tipo de eliminatorias y en el primer asalto doble se mide a la EDMF Churra, un club joven que acabó cuarto en el grupo murciano y que suma así su segunda fase de ascenso consecutiva. “Ahora empieza un nuevo reto que esperamos que sea de seis semanas”, apuntó el técnico gimnástico Manuel González en la rueda de prensa previa; y señaló: “Sería un paso atrás esperar diez meses y que no estuviéramos al nivel”.

El mérito del plantel que dirige el técnico Adrián Hernández se debe, en gran medida, a su fortaleza en casa. Un campo de hierba artificial de reducidas dimensiones al que sus integrantes tienen tomada las medidas, y que además para el partido de mañana, sábado, tratarán de aprovechar el factor climático al disputar el encuentro a las 17.30 horas. “Se ha clasificado cuarto dependiendo de sí mismo y es su segundo play off, por lo que no es una sorpresa”, repasó González; y explicó: “Aprovecha las dimensiones y las circunstancias de su campo. No se prodiga en el aspecto goleador, pero en su casa solo ha cosechado dos derrotas”. Ante la posibilidad de que factores como el terreno de juego, el calor o la altitud murciana pueden influir, comentó: “A lo largo de la temporada hemos demostrado que sabemos adaptarnos a cualquier situación y reponernos a cualquier adversidad. Además, nos ha ido bien en los campos de hierba artificial que hemos jugado este curso”.

Para este primer duelo, la plantilla se desplaza en la mañana del viernes, a las 10.00 horas, para entrenar por la tarde y preparar el compromiso a conciencia. Para la ocasión viajan todos los jugadores, siendo la única baja Álex Conde con un esguince de tobillo, y González hará la convocatoria de manera previa al encuentro. “Puede ser que sea un partido más de para Anel que para Charly y para Domingo más que para Quino, o incluso para Elías que viene de marcar y dar asistencias; pero la verdad es que todos están preparados”, reconoció el entrenador.

“Especial” para Christian Martín

Desde el vestuario tomó voz el guardameta Christian Martín, que en las actuaciones que la ha brindado González en su primera campaña en la Gimnástica siempre ha cumplido. “Estos partidos son especiales”, sostuvo. En cuanto a la planificación de la primera eliminatoria, el portero declaró: “Intentaremos dar lo mejor de nosotros mismos y ser prácticos allí para sacar un buen resultado, y luego rematar la faena aquí”.