El entrenador del conjunto juvenil del Naturpellet Segovia, Luis Andrés Dorrego ‘Luigi’, durante un partido. / NEREA LLORENTE
Publicidad

Si en el deporte existe la perfección, debe ser algo muy parecido a lo conseguido por la plantilla juvenil del Naturpellet Segovia en el Grupo 2 de la División de Honor. Los números que cosechó el equipo que dirige Luis Andrés Dorrego ‘Luigi’ en el campeonato liguero fueron de vértigo: 31 victorias de 32 posibles, 240 goles a favor y 57 en contra, y 93 puntos, 23 más que el segundo clasificado. Cifras de escándalo. El alto ritmo de competición que mantuvo el cuadro segoviano durante toda la temporada le llevó a alzarse con el título cuando todavía restaban ocho jornadas para el final, sumando así su cuarta liga consecutiva tras las tres pasadas logradas con Marta García al frente del banquillo. Una generación para tener en cuenta y que llama al futuro de forma inminente. Aunque la próxima campaña es toda una incógnita para el club, los jugadores y del propio entrenador, el plantel juvenil afronta este fin de semana una de las citas más importantes del curso: la Copa de España.

El conjunto blanquirrojo se ganó por derecho propio disputar este torneo, que reúne a los 16 mejores equipos a nivel nacional de dicha categoría, y ahora disputa los octavos de final a partido único. Para la ocasión, recibe mañana, domingo, en el pabellón Pedro Delgado (17.00 horas) a la AD San Juan de Pamplona, que concluyó segunda en el Grupo 3. El ganador de este duelo se verá las caras al vencedor del encuentro entre el Ciudad de Móstoles y El Pilar en los cuartos.

Del transcurso de la temporada y del próximo compromiso habla Luigi a modo de balance. “Hemos hecho una campaña muy buena. Esta generación de jugadores, y la que viene de cadetes, está muy preparada. No se puede perder. Además de lo competitiva que ha sido en la liga juvenil, ha ayudado a las plantillas de Primera del Naturpellet y de Tercera del Segosala -gracias al convenio de filialidad- a completar entrenamientos”, explica el técnico; y reconoce: “Para ellos ha sido bastante beneficioso el hecho de estar al lado de jugadores de nivel y luego se ha visto reflejado en su categoría”. Pedro Bayón, Nacho Ledo, Pablo Portal, Adrián Martín, Rubén Vecino o Álvaro Carrión son algunos de los hombres que subieron a las sesiones semanales de los equipos senior de Segovia y Monir Louah llegó incluso a debutar en Primera.

Para el choque de mañana, Luigi tiene a su disposición prácticamente a todos los componentes. En cuanto a la Copa de España, comenta: “Intentaremos alargarla todo lo posible, pero es un compromiso para disfrutar. Los jugadores están motivados y sabemos que lo importante es centrarnos en nuestro juego”. De esta manera, el entrenador segoviano encara una cita en la que focaliza todas sus miradas. ¿Su futuro?: “Cuando acabemos ya habrá tiempo de ver cómo están las cosas y de sentarnos a hablar. Ahora lo que importa es este encuentro y luego que los jugadores puedan seguir compitiendo en categorías absolutas de nivel”.