Publicidad

La temporada regular en el denostado grupo octavo de la Tercera División está cerca de llegar a su fin, con los dos conjuntos segovianos cerca de conseguir sus objetivos, si bien es cierto que la Segoviana no logrará terminar la liga como campeona de grupo, porque la posibilidad de acabar la última jornada superando los dieciséis goles de diferencia que tiene el Zamora no llega ni a la categoría de broma.

Pero que el conjunto azulgrana logre terminar en la segunda plaza de la clasificación, teniendo en cuenta los rivales que había de por medio, puede ser todo un éxito siempre que el equipo termine de hacer los deberes en la última jornada de Liga, donde viajará a La Nueva Balastera para rendir visita al Cristo Atlético en un partido de trámite para los palentinos, y de no poco interés para la Segoviana, porque acabar la liga como subcampeón lleva consigo el premio añadido de la Copa del Rey para la próxima temporada. Ganar reportará el subcampeonato, y el resto de marcadores lo harán dependiendo del resultado que obtenga la Arandina en su partido ante el Astorga, con los ribereños aspirando a recuperar la segunda plaza, y los maragatos pendientes de ganar, y esperar a que el Numancia B no lo haga en Cebreros.

MIKA, UN TERCIO DE LOS GOLES

La Segoviana es un equipo hecho para marcar un gol más que el rival, y no para encajar uno menos. Los números corroboran este hecho, porque el conjunto azulgrana es el que ha recibido más dianas de los cuatro primeros clasificados, pero a cambio tan solo el Zamora y el Astorga han sumado más goles que los azulgranas, que con 75 tantos promedian poco más de dos por partido. No cabe duda que quien adquiere más protagonismo en esta faceta es Mika, que ha marcado un tercio de los goles de la Segoviana. El cántabro suma más dianas (25) que el resto de delanteros de la Segoviana juntos, aunque no se puede olvidar que Agus Alonso (5 goles) apenas ha jugado un tercio de la liga, Dani Arribas (4) ha debido adaptarse a jugar este año muy lejos de la portería, y ni Gómez (3) ni Ivi (3) han tenido toda la continuidad que les habría venido bien para mejorar sus números.

EL CD LA GRANJA DEPENDE DE SÍ MISMO

Si la temporada de la Segoviana no ha sido sencilla en lo que a lesiones se refiere, la del CD La Granja en casi todas las facetas lo ha sido aún menos. Y pese a ello el equipo granjeño está cerca de salvar la categoría, siempre que consiga doblegar al Almazán en casa, aunque su permanencia no sea definitiva, ya que debe esperar a que Salmantino y Valladolid B puedan su salvación en el grupo I de la Segunda B. Como mucho habrá solo un arrastre al grupo octavo de Tercera División, y aún habría que esperar por si alguno de los cuatro equipos que disputan el play off de ascenso logra el objetivo.

La competición ha puesto muy barata la permanencia, a la que el CD La Granja podría llegar sin haber sumado 30 puntos. Pero el equipo de Diego Yepes necesita ganar al Almazán para no depender de otros marcadores, sin olvidar el hecho de que en los dobles empates sale perdiendo tanto con la Cebrereña, que juega en su campo de El Mancho frente al Numancia B como con el Briviesca, que recibe al Atlético Tordesillas.

MARIO DICE ADIÓS

Mario Zúñiga, emblemático jugador y segundo capitán del Club Deportivo La Granja, ha tomado la decisión de colgar las botas a sus 35 años, después de quince temporadas vistiendo los colores del equipo del Real Sitio.

Zúñiga tendrá ocasión de despedirse de su equipo y afición el próximo domingo a las seis de la tarde, en el partido que enfrentará al conjunto granjeño frente al Almazán en el campo de El Hospital, instalación que ha sido durante tantas temporadas su hogar.

El delantero segoviano, que es el futbolista que más temporadas ha permanecido en el equipo, siempre ha permanecido fiel al CD La Granja durante estos tres lustros, a excepción de unos meses de la campaña 12/13, en la que formó parte de la plantilla del Unami, para regresar rápidamente al club del Real Sitio, en el que como el propio jugador confiesa haberse sentido “siempre como en mi casa”.