Publicidad

No le ha faltado trabajo a Pedro Lorenzo en sus primeros meses como delegado provincial de atletismo, cargo al que llegó sustituyendo a José María del Prisco, que fue quien le convenció para que se hiciera con las riendas de la Delegación: “A raíz de la muerte de Isaac Sastre un día Chema me comentó que quería dejar la Delegación, me ‘lió’ diciéndome que “son dos cosillas”, y acabé aceptando. Por supuesto que no son dos cosillas, pero él me ayuda mucho, como también lo hace un grupo de personas que él ya tenía, más otro que he juntado yo, y gracias a eso vamos saliendo adelante.

¿Es imposible llevar la Delegación una sola persona?

Del todo punto. Chema (del Prisco) ha hecho un gran trabajo, y me deja sorprendido por el control que tiene sobre algunos temas, porque son muchos años los que llevaba ahí. Yo cuando entré, lo primero que pensé es “¿dónde me he metido?”, pero con el paso del tiempo vas adquiriendo unos automatismos a la hora de hacer las cosas. Ahora bien, necesitas un grupo de personas que te ayude.

¿Va a continuar la línea del anterior delegado, o le gustaría cambiar algo?

En principio, no hay que tocar lo que funciona, aunque todo sea susceptible de mejorar. Lo que sí me gustaría es mejorar la relación entre los clubes, que da la impresión de que en el atletismo de Segovia estamos enfadados los unos con los otros. Quizá sea un poco utópico, pero lo voy a intentar.

¿Sobra ego y falta voluntad de diálogo en los clubes?

Puede ser. Se ha enquistado todo un poco. Las relaciones se han ido enfriado con el paso del tiempo, y al final no terminas de saber muy bien por qué determinado club no se lleva bien con este otro. Cada persona tiene su forma de entender el atletismo, de entrenar y de relacionarse con los demás, pero creo que si todos trabajamos dentro de una conducta y sin meternos en el trabajo del resto, se puede llegar a hacer algo. Lo bueno del atletismo es la gente con la que te rodeas, los amigos que haces y que tienen tus mismas inquietudes, y estar peleados me parece absurdo.

¿Es bueno que haya tantas pruebas populares?

Yo me dedico al deporte, y siempre pienso que la práctica deportiva es positiva. Pero tantas carreras… al final se perjudican las unas a las otras, porque se pisan en el calendario. Este fin de semana, sin ir más lejos, hay tres carreras en la provincia, federadas o no federadas. Cuando miras la evolución de algunas pruebas, te das cuenta de que las leguas, por ejemplo, han bajado mucho de participación, quitando las más grandes. Y eso es porque siempre corren los mismos. Al final tienes que elegir en qué carrera participas, y ello afecta a las pruebas, porque si en una de ellas no se llega a un número mínimo de participantes, no te merece la pena seguir con ella.

Cuestión de unificar el calendario.

Que es muy difícil. Yo hablo de las pruebas federadas, que quitando las pruebas de pista son muy pocas, y se ven afectadas por las que no están en el calendario. Si tú tienes una carrera federada, y ves que en la misma fecha te montan una popular en la que te dan un jamón, u otros premios, al final esa va a ‘tirar’ más. Es un atletismo diferente, porque hay mucha gente que corre, y salvo que vayas a hacer una marca y acudas a la federada, todos los fines de semana tienes pruebas.

Pese a los cambios en la Concejalía de Deportes, en el Blume y en la Delegación de Atletismo, la San Silvestre Segoviana dejó de existir y será definitivamente Carrera Fin de Año.

A mí el cambio de la San Silvestre a la Carrera Fin de Año me pilló de director deportivo en el Blume, y tengo mi opinión sobre ello. Pero lo que hay ahora es la Carrera Fin de Año, es lo que está en el calendario y lo que tiene que salir adelante. Creo que las cosas se podían haber hecho de otra manera, pero prefiero pasar página.

El módulo cubierto es una obsesión de la ciudad, pero es posible que la Delegación tenga una opinión distinta acerca de las prioridades de las inversiones.

Sería maravilloso tener un módulo cubierto, porque ya sabemos que en Segovia desde septiembre hasta mayo es prácticamente invierno. Y sería mejor incluso tener una pista cubierta. Pero creo que antes de gastar una millonada en eso, hay una instalación como las pistas Antonio Prieto, que es de las mejores de España, que se está cayendo a cachos. De nada sirve hacer un módulo cubierto que te da la posibilidad de entrenar ciertas especialidades, si la instalación principal se te viene abajo.

(…)

Se hizo una remodelación hace dos o tres años, pero fue escasa y sin contar demasiado con la Delegación. Fueron parches debido a que la pista había perdido la homologación, y se hizo lo justo para que la recuperara. Pero el tartán está quemado, y es prácticamente asfalto, algo que para los atletas de medio fondo y fondo es muy complicada, porque puede aumentar el riesgo de lesiones. Ya no es por el capricho de tener un tartán bonito, sino por un tema de seguridad de los atletas. Y si nos metemos en el tema del gimnasio y los vestuarios… tienen goteras, no hay calefacción, el agua caliente va y viene cuando quiere… creo que lo principal sería tener bien esta instalación, y posteriormente plantearse lo del módulo cubierto, que yo en absoluto estoy en contra de él. Lo que tenemos es muy bueno, y no porque lo diga yo, porque lo ha llegado a decir el presidente de la Federación Española, pero está un poco descuidado.

¿Ha hablado ya con Marian Rueda?

Sí. Talante de diálogo tiene, y con ella se puede llegar a conseguir cosas.

Hace tiempo, se valoraba que existía atletismo en Segovia más allá del gran Antonio Prieto, Ahora… ¿hay atletismo más allá de Javi Guerra?

Conozco mucho tanto a Antonio Prieto como a Javi Guerra, que es un seguro de vida en la maratón, porque no falla en ninguna. Pero hay un problema en la continuidad dentro de la base. Después de unos años de bajón, ésta se ha recuperado bastante, pero falta esa continuidad a partir de 14, 15, 16 años, que son edades complicadas, pero en las que considero que también hay algo de falta de trabajo. Seguir motivándolos y que lleguen a categorías mayores con un rendimiento óptimo es el reto. Ahora parece que se busca el resultado óptimo en los niños de 8 a 10 años, y que sean campeones de todo a esas edades. Si son campeones de España con 14 años, el objetivo es que lo sean también con 25. No sirve de nada que se quemen las etapas de un niño hasta los 14 años, y después se corte, aunque pueda haber muchas razones por las que ello suceda. Esa es una de las asignaturas pendientes.

¿Y es un problema de entrenador, o de motivador?

Creo que de ambas, porque van unidas. Yo entreno a chavales, y al final haces más de psicólogo que de entrenador. Obviamente si no ves resultados, tampoco ayuda, pero en ocasiones has de trabajar más el aspecto mental que el físico.

¿Quién va a ser el próximo Javi Guerra del atletismo segoviano?

Siempre van a salir atletas a nivel nacional, e incluso internacional. Influye el trabajo que se haga, y la continuidad que se tenga con los chavales. Hay varios atletas que están muy cerca de ponerse en la élite, y estoy convencido de que seguiremos teniendo referencias en el atletismo. Segovia es un diamante en lo que a sacar atletas se refiere.