dep2_2nerea-baloncesto-unam
La base del Alhambra Unami Melisa Correa se marcha de una rival del Rosalía. / NEREA LLORENTE
Publicidad

La unión entre las componentes del primer equipo del Alhambra Unami y las jugadoras junior dio sus frutos para imponerse con solvencia al Instituto Rosalía en el Emperador Teodosio (79-55). El equipo de Alicia Alonso dominó el enfrentamiento contra un respetable rival, que llegó a Segovia con una plantilla corta, para obtener una importante victoria y poner en liza el futuro del conjunto segoviano. Sin duda, la mejor noticia.

El primer cuarto fue clave para que el conjunto segoviano apuntalara una notable ventaja sobre el cuadro de Santiago. Sobre las líneas de una intensa defensa y un efectivo ataque, el Unami edificó un sistema que le permitió jugar con el resultado con las espadas en alto.

No se despegó del encuentro el Rosalía y, a pesar de ir por debajo en el marcador, mantuvieron firme su bloque. Alonso pidió mayor concentración a sus jugadoras y el equipo siguió encontrando tino de cara al aro. Poco a poco las junior fueron entrando en el esquema del plantel azul, sin bajar la guardia. Las alarmas saltaron cuando Fernández Cueto tuvo que retirarse adolecida de la rodilla izquierda. Pese a la importante baja, las locales permanecieron fuertes y llegaron al descanso 39-22.

Tras la reanudación, Rollán, Correa y Bacallado llevaron el peso del Alhambra con acertadas acciones de calidad y la plantilla se contagió de un aire ganador hasta el hecho de doblar el marcador con una diferencia arrolladora de 31 puntos (62-31). La corta convocatoria del cuadro gallego -siete componentes- terminó mermando su rendimiento, factor que aprovecharon las locales, apoyadas del buen papel que desempeñaron las junior.

Ese fue el mayor triunfo que celebró Alonso: ver cómo las más jóvenes se adaptaron y coparon protagonismo entre las jugadoras más contrastadas en la categoría. Fue en el último cuarto cuando más disfrutaron, al jugar con menor presión y al prolongar el trabajo desarrollado durante todo el partido. El compromiso se abrochó con una fuerte ovación al saltar sobre la cancha las cinco componentes del filial y cerrar el choque con el definitivo resultado de  79-55.