Álvaro López intenta quitar un balón a Manuel García. / KAMARERO
Publicidad

El presagio de los primeros partidos no hacía pensar que el desarrollo de la temporada fuera a deparar comodidad en lo referente a lo deportivo para salvar la categoría. Sin embargo, viendo el cúmulo de factores ajenos a la parcela de juego con los que se ha encontrado la plantilla del Naturpellet Segovia, llegar a la última jornada de la competición liguera con opciones de conseguir la permanencia es todo un logro. Lo es gracias a un comprometido y profesional bloque de jugadores y lo es gracias a un cuerpo técnico, encabezado por el entrenador Diego Gacimartín, que nunca dejó de creer y que siempre quiso agotar todas las vías posibles para reavivar el rendimiento del equipo antes de tirar la toalla. Ahora llegan a Valdepeñas para jugarse todo a una bala por su orgullo, sin saber qué futuro le depara al fútbol sala de primer nivel en Segovia, y el de los que nunca dejaron de ocupar su localidad en el ‘Perico’.

La cita con la salvación del Virgen de la Cabeza está fijada a las 18.30 horas y se podrá ver a través de las plataformas web de CMM y de LaLiga Sports. Las entradas para el trascendental duelo se agotaron a principios de la semana y, aunque las gradas estarán mayormente pobladas de azul -llegándose a calificar como ‘el infierno de La Mancha’-, también habrá un grupo de aficionados segovianos, los incondicionales, que hicieron todo lo posible por no perderse un duelo de los de para el recuerdo. De la misma manera, todos los jugadores buscan llegar en sus mejores condiciones y algunos como el capitán Álvaro Barrera ‘Buitre’, con una rotura de fibras, o el guardameta Alberto Sanz, que ha estado varias semanas recuperándose de un esguince de rodilla, volverán a mostrar su profesionalidad y estarán ayudando a sus compañeros en el último combate.

En el choque de la primera vuelta, ambos conjuntos firmaron las tablas (6-6). Ahora los manchegos parten con ventaja al tener un punto más en la clasificación; por lo que a los locales les vale con un empate, mientras que los hombres de Gacimartín necesitan ganar para lograr lo que sería toda una gesta.