Tom Piris se eleva para rematar un balón servido por Lucas Lorente en un momento del partido. / NEREA LLORENTE
Publicidad

“Lo que más mola de un partido es ir con alguien”. Estas palabras, dichas por un aficionado, resumen buena parte del encuentro amistoso que disputaron entre sí los componentes de la Selección Española de voleibol dentro de la categoría junior, que se encuentran realizando una concentración permanente en Palencia, y que ofrecieron en Segovia un buen espectáculo, carente eso sí de la emoción por el resultado final, pero interesante sobre todo para comprobar las evoluciones de los jugadores que van a liderar al equipo nacional en un futuro.

Repartidos en dos equipos, la ‘España roja’ se impuso a la ‘España amarilla’ por el marcador de 3-1 y los parciales de 25-18, 25-22, 22-25 y 25-19, dando más sensación de consistencia en el primer set que dominó con claridad en la ofensiva gracias a las buenas recepciones, y a base de buenos saques en la segunda manga, con los amarillos menos acertados en las recepciones sobre todo cuando quien ponía la bola en juego era Juan Francisco Frías.

Reaccionó el equipo amarillo en un tercer set que controló mejor en la red ante un oponente que estuvo menos acertado en las recepciones. Diego Ferrari y Guillermo Salmerón demostraron que los zurdos siempre aportan alternativas más que interesantes a la hora de atacar, y tanto Miguel González en un equipo, como Arnau Masiá en el otro, tuvieron trabajo de sobra en el puesto de líbero.

MEJOR REMATE

Por un momento dio la impresión de que el equipo amarillo podía llevar el choque al siempre imprevisible quinto set. Pero en cuanto los ‘rojos’ volvieron al partido en el cuarto parcial, dejaron sin opciones a sus oponentes, con un Tom Piris tomando buenas decisiones en sus remates. Así pudieron cerrar el partido en la segunda bola que dispusieron, poniendo el punto y final a un choque que debió haber tenido otro protagonista con la Selección de Egipto, al que un problema con los visados dejó en tierra. Los aficionados pudieron disfrutar de un buen voleibol, el trabajo que se va realizando desde la Delegación y por parte del CD Segovoley tuvo una bonita recompensa, y quizá en un futuro no muy lejano la Selección Española junior pueda medirse en Segovia a un rival que permita a los aficionados poder animar con un fervor mayor.