El lateral de la Segoviana Adrián Pérez pasa un balón ante la presión de un rival del CD Bupolsa. / NEREA LLORENTE
Publicidad

La temporada 2018/19 no está siendo la más afortunada para la Gimnástica Segoviana en lo que a lesiones se refiere. Con una plantilla en la que se han producido varas ausencias de larga duración, como la de Agus Alonso, Quino, Charly, o ahora Álex Conde, el equipo se Manu González se ha visto puesto a prueba, y solo la excelente competitividad del plantel ha logrado superar las situaciones adversas que provoca el hecho de que el cuerpo técnico no haya tenido prácticamente un solo partido en toda la temporada en el que todos los jugadores hayan estan disponibles para entrar en la lista.

Aún así, la Segoviana ha hecho los deberes, ya que aunque el play off no está cerrado de manera matemática no parece probable que el equipo gimnástico sume un punto de de nueve posibles, y que el Numancia lo gane todo. La temporada lleva camino del notable, porque el sobresaliente hubiera sido el conseguir superar a Zamora y Arandina, pero el conjunto zamorano apunta a la primera plaza, y el ribereño partía al inicio de esta jornada con la ventaja en la pelea por la segunda plaza, que da derecho a jugar la Copa del Rey la próxima campaña. La Matrícula de Honor habrá que buscarla en el play off.

SOBRAN LOS MOTIVOS

Pero el conjunto azulgrana se ha propuesto competir hasta el final, porque sigue habiendo opciones de primer puesto aunque ya no dependan de sí mismos, y por ello el encuentro que la Segoviana jugará a partir de las cinco de la tarde en San Amaro tiene una extraordinaria importancia, por varios motivos, como son los de cerrar definitivamente el play off, seguir metiendo presión en la pelea por el liderato, y volver a meter en el ritmo de partidos a futbolistas como Rubén Yubero e Ivi, que por diversos motivos se han pasado el último mes en blanco, y pueden ser muy importantes de cara a la fase de ascenso, aunque el lateral izquierdo aún no entra en la convocatoria.

El Bupolsa se está jugando la permanencia, así que no va a regalar nada, y la victoria que logró el pasado fin de semana le ha dado mucha moral de cara a las últimas jornadas que se prevén apasionantes, tanto por arriba como por abajo. Manu le dio valor al triunfo del conjunto burgalés en Las Salinasporque es señal de que están compitiendo y se lo van a dejar todo para sumar ante nosotros”, así que necesita que su equipo salga, por lo menos, con la misma intensidad que con seguridad pondrá el contrario.

¿DEFENSA DE CUATRO, O DE CINCO?

La entrada de Rubén en el lateral izquierdo se retrasa una jornada más, por lo que Asier se mantedrá en el lateral. La cuestión pasa por ver si el cuerpo técnico apuesta por jugar con cuatro defensas en lugar de cinco, lo que dejaría opciones a Juan de la Mata a ocupar una de las posiciones de doble pivote, con Quino a la derecha y Dani Calleja a la izquierda. De ese posible cambio de sistema depende la entrada de Gómez en el equipo, ya que con defensa de tres centrales es más probable que Mika se quede como el hombre más adelantado, mientras que con zaga de cuatro tiene más posibilidades de que el canterano acompañe al cántabro en la dupla ofensiva con el objetivo de superar a una defensa que ha mejorado sus números con respecto a las jornadas precedentes.