El delantero de la Gimnástica Segovia Ivi disputa un balón por alto frente a un jugador del Numancia B, en el partido de la primera vuelta disputado en Soria. / E.A.
Publicidad

La Gimnástica Segoviana sigue mirando hacia arriba, y más ahora que la Arandina perdió ayer frente al Júpiter Leonés (1-0). El conjunto azulgrana dispone de una buena oportunidad para reducir la distancia de los cuatro puntos de ventaja que mantiene el hasta el momento líder del Grupo VIII. No lo tendrá fácil, pues en la tarde de hoy, a partir de las cinco, recibirá al Numancia B, cuarto de la clasificación a seis puntos del plantel gimnástico, y que podría acechar de manera evidente el puesto de play off de la Segoviana si consigue arrebatarle los tres puntos en La Albuera. Y sin olvidar que el Astorga se encuentra a siete puntos…

Así que el partido se encuentra dentro de los más trascendentales para el equipo que dirige Manu González, que de nuevo se tendrá que inventar un lateral izquierdo para afrontar el choque frente a un oponente que destaca por la velocidad de sus hombres de ataque. Y es que al segoviano todavía le quedan tres partidos de sanción, y las soluciones de retrasar de sus respectivas posiciones a Dani Abad o Dani Arribas no han dado resultado, por lo que de nuevo Asier apunta como el encargado de ocupar esa demarcación. Pero Asier se ha pasado la semana con molestias, así que el quebradero de cabeza para el cuerpo técnico no es menor.

Y es que las lesiones en una zona del campo con tan pocos efectivos como es la defensa, que no se reforzó en demasía durante el pasado verano, está llevando a la Segoviana a no poder rotar a los jugadores de la zaga, con la consiguiente carga de partidos. Sin Charly desde hace meses, y con Asier obligado a forzar para suplir la ausencia de Rubén, el resto de compañeros de la defensa están ‘obligados’ a no lesionarse en vista de que los compañeros de banquillo no están acostumbrados a ocupar posiciones en la zaga.

FUERA, MENOS FUERTE

El Numancia B ha hecho valer su cuarta plaza a base de sacar muy buenos marcadores en su campo, ya que lejos del Francisco Rubio baja el nivel. Prueba de ello es que, de los 19 goles que ha encajado en toda la temporada, 15 los ha recibido jugando como visitante. Pero aún siendo un equipo menos fiable lejos de Soria, el filial tiene futbolistas de entidad más que suficiente como para complicarle el partido a cualquiera.

No cometer errores en la zona de creación, donde Calleja, Álex Conde, Manu y Quino parecen fijos, será una de las bazas principales para la Segoviana, que mantiene muchas incógnitas abiertas, tanto en la convocatoria, como en el once inicial. El cuerpo técnico no quiere dar pistas en las previas de los partidos, y menos si son importantes.