dep1_1-entrenador-sego
Manu González, serio en los prolegómenos de uno de los encuentros de la Segoviana. / KAMARERO
Publicidad

“Todos los equipos van a pasar por malos momentos a lo largo de la temporada. Quien sea capaz de sumar más puntos en esos malos momentos será el que se lleve el título de Liga”. Así se expresaba Manu González cuando se le preguntaba por los rivales de la Segoviana a la hora de apostar por el título de Liga, sin saber que el equipo se encontraba en la antesala de uno de esos malos momentos en la competición.

Un punto ha sumado el conjunto gimnástico en los últimos dos compromisos. Si bien el logrado ante el Zamora se dio por bueno, habida cuenta de la calidad del oponente, y de que hubo que superar un marcador adverso, el hecho de caer en Soria frente al Numancia ha invalidado todo lo positivo de ese punto, poniendo el énfasis en los cinco que no se han conseguido, un hecho que han aprovechado los directos rivales de la Segoviana para acercarse en la clasificación, o en el caso de la Arandina, para superarle en la tabla, pasando el cuadro ribereño a liderar la clasificación con dos puntos de ventaja sobre los azulgranas.

UNA VÍA DE AGUA

Más allá de mejores o peores momentos de forma, la realidad es que los rivales de la Segoviana han encontrado un punto débil en el conjunto de Manu González, que era el mismo que tenía antes con Abraham, antes con Luis Bertó, e incluso antes con Santi Sedano. El plantel no inicia los partidos con la tensión necesaria, y la de Soria no es la primera vez en la temporada que se ve por detrás en el marcador pocos minutos después de saltar al campo, puesto que ya sucedió frente al Zamora, y pocas jornadas antes frente al Almazán. En un buen número de ocasiones este hecho se queda en anécdota, porque cuando el equipo alcanza la velocidad de crucero en los partidos suele someter a sus rivales, pero en encuentros frente a oponentes bien armados en defensa, la dificultad es mucho mayor, y puede suceder lo que pasó ante el Numancia B, o frente al Zamora, que el lamento del flojo inicio de partido viene a coincidir con el de los puntos no sumados.

Restan dos tercios de la competición, y la Segoviana sólo está a dos puntos del primer puesto y tiene al Real Ávila, quinto, a cuatro. Pero el equipo ha mostrado una primera vía de agua que conviene cerrar cuanto antes, y el encuentro del próximo fin de semana frente a La Virgen del Camino en La Albuera puede servir para comprobar si este problema se encuentra en proceso de solución.

EL CD LA GRANJA, SIN GOL

El CD La Granja no pudo pasar del 0-0 contra al Cebrereña. Reparto de puntos para dos equipos que necesitan sumar de tres con el objetivo de asentarse en una zona más holgada y no quedarse anquilosados en la parte baja de la clasificación. Sin embargo, al término de la jornada de la competición el empate resultó positivo; pues ambos conjuntos adelantaron a un rival directo como es el Bupolsa, después de que perdiera ante el Zamora (3-0). Tanto granjeños como abulenses se ponen con 10 puntos, siendo decimoquintos y decimosextos respectivamente por delante del propio Bupolsa, el Burgos Promesas 2000, el Uxama y el Briviesca, que cierra la tabla como colista con 7.

José Luis Segovia, valoró el resultado de forma provechosa, aún sabiendo que podían haber conseguido más: “No es un punto más. Lo dimos todo. No nos hacen ocasiones y a los chicos no se les puede pedir más. No les podemos poner ningún pero. Llevamos siete empates y si se nos escapan los partidos es por detalles”.

El aspecto a mejorar entre los granjeños pasa por potenciar su faceta goleadora para nutrir su casillero de puntos. “Si falta suerte o no, no es cosa nuestra. Esto es fútbol. Habrá gente que diga que no nos entra el balón nunca o que siempre empatamos, pero la imagen que damos es la de querer manejar el juego e intentar llegar por las bandas. Los jugadores, junto con el cuerpo técnico, son los que más fastidiados están”, comentó Segovia, que prueba con varias alternativas, “rotamos a los delanteros en sus posiciones e incluso sacamos a Mario y a Choflas para ganar velocidad e intentar ser más verticales, pero no hubo fortuna”.

De cara al siguiente duelo, contra el Uxama, será duda Koby, que tuvo que retirarse por precaución al sufrir molestias musculares. Para la ocasión, volverán Alfonso Berrocal y Pau Crespo, tras cumplir su sanción.