dep2_1
Ivi, junto al guardameta de Las Rozas esperando el lanzamiento de un saque de esquina. / ROCÍO PARDOS
Publicidad

El fútbol es un juego para los niños, y una cosa muy seria para los mayores. Tan serio es, que muchos de esos mayores ponen dinero de su bolsillo para que el equipo de sus amores consiga ganar muchos partidos y situarse lo más arriba posible. Tan serio, que otros organizan las competiciones, forman árbitros, y componen selecciones con los mejores futbolistas para competir con otros combinados de jugadores.

En el grupo octavo de la Tercera División, veinte clubes se toman muy en serio la competición, preparándose desde varias semanas antes para poder afrontar sus primeros partidos en las mejores condiciones. Lo que ellos no sabían es que su culo (con perdón) iba a ser el destinatario de las patadas que se están propinando entre la Federación Española, la Territorial y los respectivos juzgados de Valladolid, Majadahonda, y posiblemente alguno más, a cuenta del ya conocido pleito que tiene establecido el Real Burgos y la Federación de Castilla y León, y que esta semana vivió un nuevo episodio de declaraciones, recursos y advertencias que no hacen sino dilatar el proceso, llegando al esperpéntico momento de que la juez tenga que pedir a la Federación el domicilio particular de Marcelino Maté para poder requerirle el cumplimiento de la medida cautelar, como señalaban algunos medios.

SÓLO FÚTBOL

Entre medias, la segunda jornada de la competición trae hasta el campo de La Albuera al conjunto de La Bañeza, que curiosamente en el calendario de 21 equipos debería viajar hasta el campo del Real Burgos y no a Segovia. Los clubes, que no tienen la culpa de nada de lo que está sucediendo entre juzgados y federaciones, siguen adelante sin saber si los partidos que están jugando valdrán o para algo, o serán suspendidos en virtud de una nueva resolución judicial. Lo mejor para todos hubiera sido paralizar la competición y resolver este espinoso asunto cuanto antes, pero el ‘sostenella y no enmendalla’ por parte de todos los actores de esta controversia ha terminado por salpicar a quienes poco tienen que ver con el asunto.

Así que, si los juzgados lo permiten, a las seis de la tarde la Gimnástica Segoviana y La Bañeza saltarán al campo de La Albuera para medir sus fuerzas en la segunda jornada de Liga, en el que significará el debut en competición oficial del equipo segoviano delante de sus aficionados.

Después de la victoria en Briviesca, la intención del conjunto azulgrana es la de instalarse cuanto antes en los puestos de referencia de la competición, y para ello necesitará doblegar a un oponente rocoso, con un estilo de juego que no suele ser efectivo en La Albuera, donde el cuadro bañezano suma un buen número de campañas sin ganar, pero que obliga a estar muy pendiente de las segundas acciones.

Para este primer encuentro, Manu González no podrá contar con Domingo, Juan de la Mata, Quino y Agus Alonso, y entra dentro de lo probable que repita el once que tan buen rendimiento le dio en Briviesca, con Asier en el centro del campo, e Ivi en la punta del ataque. Precisamente Manu destacó el trabajo de Ivi en la previa del encuentro, cuando se le preguntó por la posibilidad de que Mika dispusiera de minutos en el once inicial, “ya que Ivi realizó un partido extraordinario en Briviesca, y a este nivel va a ser complicado que aún estando al cien por cien Mika encuentre un sitio en el equipo. Pero está entrenando a las mil maravillas para ponérmelo difícil cuanto antes”.

UN RECUERDO PARA UN HISTÓRICO

En la jornada de ayer falleció Domingo Jimeno, uno de los mejores futbolistas de la historia de Segovia, y que durante varias campañas militó en las filas de la Gimnástica Segoviana. Para él será el recuerdo de la familia azulgrana en los prolegómenos del encuentro.