dep3_1
Los jugadores de la Gimnástica Segoviana Domingo y Calleja pelan por un balón ante un rival de la Cebrereña hace dos temporadas. / DIARIO DE ÁVILA
Publicidad

La tercera jornada de Liga en lo que al grupo octavo se refiere llevará a la Gimnástica Segoviana hasta Cebreros, donde le espera la Cultural y Deportiva Cebrereña en un encuentro que siempre resulta exigente para los azulgranas, en buena medida por las condiciones en las que se encuentra el campo de El Mancho, y por lo bien que se adapta el conjunto abulense a ese terreno de juego, aunque por norma habitual la Segoviana suele obtener buenos marcadores allí, y en estas primeras fechas del calendario el campo aún se encuentra en buen estado.

Ramsés ya anunció en la previa del encuentro que el equipo gimnástico deberá adaptarse a esas condiciones especiales de El Mancho, “porque si no lo haces, es bastante posible que salgas de allí con una derrota”. Ahora bien, una cosa es variar la manera de jugar del equipo, y otra que Manu haya dado un vuelco total a la convocatoria, que no ha sido el caso, ya que salvando la entrada de Domingo por Elías, el resto de jugadores serán los mismos que sufrieron en la primera parte, pero pasaron por encima de La Bañeza en la segunda.

CAMBIOS EN EL ONCE

Otra cosa es que el técnico repita el once inicial que puso en liza el pasado fin de semana, ya que se hace complicado pensar que Anel vaya a perderse su segundo partido consecutivo, salvo que no le hayan remitido las molestias, y que jugadores que pueden dar un buen rendimiento en Cebreros, como Dani Arribas o el propio Domingo, no vayan a contar con minutos. Pero será el entrenador, que ha estrenado paternidad esta semana, quien decida la mejor alineación frente a un rival que aún no sabe lo que es ganar en la competición regular.

La Cebrereña inició la liga con un empate en su feudo ante la Virgen del Camino, y una derrota por la mínima en Las Salinas frente al Atlético Tordesillas. Con Pepe García de nuevo en el banquillo, más David Terleira haciendo lo que mejor sabe hacer en el ataque, no en vano suma un buen número de temporadas siendo uno de los máximos realizadores de la categoría, el conjunto abulense ha sabido tradicionalmente hacerse fuerte en su campo, y ‘rascar’ fuera los puntos suficientes como para asegurarse la permanencia, que siempre ha sido el objetivo del equipo.

Aunque la Segoviana pueda cambiar en parte su manera de jugar, no dejará de querer dominar el partido, ya sea tratando de combinar por abajo, algo complicado teniendo en cuenta las medidas del terreno de juego, que suele negar los espacios a los mediapuntas, o bien buscando los cambios de orientación, que si bien ante La Bañeza tuvieron resultados dispares, sí pueden ser una buena baza para conseguir la superioridad por banda que Manu busca en el fútbol ofensivo gimnástico. Es en campos como el de El Mancho donde se ganan las ligas, y más allá de la imagen que se pueda brindar, la Segoviana apostará por ir a lo práctico ante un rival que trabaja mucho durante los noventa minutos, y que sabe explotar sus virtudes (que las tiene) en el juego directo, el balón parado, y la segunda jugada.

Compartir