d1-1am-balonmano-Nava-Aranda-13
Alonso Moreno intenta progresar sobre la portería del Villa de Aranda en un encuentro de la pasada campaña. / A. MARUGÁN
Publicidad

En plena época vacacional para los jugadores del Balonmano Nava, la plantilla coge fuerzas para afrontar una campaña, la 2018/19, en la que la aspiración del club será algo distinta a la de la pasada temporada, puesto que resulta evidente que el equipo ya no necesita consolidarse en la categoría.

Aún escuece, aunque cada día un poco menos, la derrota en la final por el ascenso a una Liga Asobal que fue un sueño muy cercano, pero sueño al fin y al cabo, y la ambición del club es la de volver a optar a cambiar de categoría, y pasar a jugar frente a los mejores conjuntos de España.

Ahora bien, el presidente del Balonmano Nava, Quintín Maestro, poco dado a las euforias pero siempre hablando claro, pone en evidencia la dificultad de la empresa, sobre todo después de comprobar todo lo que se están reforzando las plantillas, tanto las de los rivales de la campaña pasada, como los conjuntos como el Puerto Sagunto, descendido de Asobal, y que pretende recuperar la categoría cuanto antes.

El Villa de Aranda mantiene la categoría al ocupar la plaza a la que ha renunciado el Grupo Covadonga, “y ha hecho un buen equipo”

“El año pasado nos pusieron la vitola de favoritos a nosotros, —afirma Maestro—, pero este año está claro que no es el Balonmano Nava quien la tiene, sino el Puerto Sagunto, que mantiene a buena parte de la plantilla de Asobal del año pasado, y que ha fichado a muy buenos jugadores de otros equipos de Plata. Será, sin duda, la referencia este año”, sin olvidar a otros equipos, como el MMT Zamora, también descendido de Asobal, u otros como el Antequera Los Dólmenes, el Balonmano Alarcos, o el Torrelavega, siempre con proyectos interesantes.

Los movimientos en el mercado del Viveros Herol Nava han sido muy calculados. Con la base de la plantilla renovada con muchos meses de antelación, hubo tiempo más que suficiente como para planificar junto al cuerpo técnico las actuaciones en el mercado de fichajes, firmando a quienes se necesitaban. Darío Ajo, Paco Bernabéu y Adrián Rosales refuerzan a un equipo que mantiene su estructura y su forma de trabajo, más la ‘ventaja’ (que nunca se sabe…) de estrenar pabellón nuevo, ya que todo apunta que el polideportivo de Nava de la Asunción será una realidad a mediados de agosto.

EL CALENDARIO, CERCA

“Hemos fichado lo que necesitábamos”, afirma el presidente del club, sabedor de que hay plantilla para volver a pelear por cada partido, “y creo que volveremos a estar arriba. El año pasada el equipo demostró estar a un buen nivel, y si somos capaces de volver a alcanzar ese nivel, ganaremos muchos partidos”.

Dentro de escasas fechas la Federación Española publicará los calendarios para la campaña 2018/19, y en la División de Honor Plata se integrará, además del Viveros Herol Nava y el MMT Zamora, el Villa de Aranda, que ocupó plaza de descenso la pasada temporada, pero que se aprovechó de la renuncia a la categoría del Grupo Covadonga para mantenerse en la Plata, “y está haciendo una plantilla más que interesante”, reconoce Quintín. Aún así, el presidente navero confía en su plantilla, y no deja nunca de mirar a la cantera, “porque esa es nuestra verdadera felicidad, la de ver a los chicos jugar a balonmano y progresar”.

Compartir