El terreno de juego del campo de El Hospital de La Granja completamente nevado, en el momento en el que estaba programado el inicio del partido. / KAMARERO
Publicidad

La nieve hizo de las suyas por primera vez esta temporada. Esta tarde se aplazó el partido programado en el campo de El Hospital. El encuentro enfrentaba al conjunto local del CD La Granja y al Numancia B a partir de las 16.30 horas y no pudo celebrarse. A pesar de que el equipo soriano se desplazó a San Ildefonso, dado que el estado del terreno de juego era óptimo para jugar hasta una hora antes, el compromiso de la jornada vigésimo tercera tuvo que posponerse. Ambas plantillas saltaron incluso a calentar, pero conforme estaban desarrollando los ejercicios previos al choque, el césped llegó a acumular varios centímetros de nieve. Diferentes integrantes del club granjeño perfilaron los límites del rectángulo de juego, limpiando las líneas, y seguidamente volvieron a cubrirse. Ante esta situación, se reunieron los dos equipos junto con el trío arbitral y tomaron la decisión de dejar el partido para otra fecha, aún por determinar.

Los inviernos en el Real Sitio casi siempre obligan a aplazar algún encuentro del CD La Granja a lo largo de la temporada; y, aunque es verdad que siempre trastoca los planes de los entrenadores y el transcurso de la competición, en esta campaña estaba tardando en darse esta circunstancia si se compara con el curso anterior -por ejemplo-, que llegaron a postergarse varios enfrentamientos, que tuvieron que darse entre semana y en Semana Santa. “Esto en Valladolid pasa una vez cada diez años”, comentó el técnico vallisoletano del CD La Granja, Diego Yepes, para quitar hierro el asunto.

El propio entrenador explicó ante los medios de comunicación cómo se llegó al punto de la cuestión: “Cuando llegamos el campo estaba bastante bien, pero según estábamos calentando la cosa fue a peor. Limpiamos las líneas, aunque se volvieron a cubrir. Al final decidimos que no se jugara. Es una lástima. Sobre todo para ellos, que tienen que viajar con lo complicadas que están las carreteras en estas condiciones”.

Ahora deben definir una fecha de forma conjunta. “Tenemos 48 horas por resolución para ponernos de acuerdo e intentaremos poner una fecha conjunta. No tenemos una fecha preferida. Jugaremos cuando antes, ya que ellos tienen otro partido aplazado contra el Astorga que deben disputar antes. Imagino que lo fijaremos para marzo”, reconoció Yepes.

Por otro lado, el plantel confía en que el tiempo cambie en los próximos días para no alterar la programación semanal, enfocada a las sesiones de trabajo. “Ahora mismo lo que más nos preocupa es la evolución del campo para poder entrenar el máximo número de días posibles. No podemos perder las cargas físicas que hemos hecho hasta ahora. Si nos toca limpiarlo, lo limpiaremos. Es importante mantener el ritmo competitivo para tratar de sumar en los próximos partidos”, recalcó el entrenador.

Pendientes de Alfonso Mateos

En cuanto al estado de los jugadores tocados, repasó: “Esperamos recuperar lesionados como David Arranz o Gabi, que a pesar de que estaba convocado anda un poco renqueante”. Asimismo, el lateral Alfonso Mateos se sometió a una resonancia magnética esta semana tras sufrir un fuerte golpe en la otra rodilla -de la que cayó lesionado de larga duración- en el último partido disputado ante el Zamora. Ahora el jugador se encuentra a la espera de conocer los resultados médicos para determinar el alcance de lesión.