Miriam Rollán monta una contra frente a la Universidad de Valladolid. / NEREA LLORENTE
Publicidad

Las bajas que está sufriendo el Unami CP se están viendo reflejadas en los resultados. Sin Matu Peralta, el conjunto segoviano cayó 41-62 frente a la Universidad de Valladolid (UVa), colíder de la Primera Nacional femenina. La parte positiva fue la participación de las componentes más jóvenes, que hace tan solo unas semanas era noticia cuando jugaban sus primeros minutos y ahora -ante la situación- ya han pasado a ser piezas claves. Asimismo, destacó el importante partido que se marcó Melisa Correa en todas las líneas.

Planteamiento serio de inicio el de las segovianas, pese a presentar una convocatoria que se caracterizó por la juventud de las jugadoras junior. El conjunto universitario, por su parte, llegó a Segovia con serenidad y oficio, y pronto impuso su ventaja sobre el electrónico. Pese a verse por debajo, el cuadro azul se mantuvo en el partido a través del liderazgo ejercido por Correa y Miriam Rollán. No permitió que se fugara del marcador y buscó determinación en ataque con acciones rápidas, aunque un tanto imprecisas.

Cuando el encuentro encaró los últimos minutos del segundo cuarto, la UVa logró comodidad en pista y comenzó a distanciarse mientras que el Unami acusó el desgaste físico. Espesas en creación, no lograron dar con el acierto de cara al aro. Atendiendo a las circunstancias y siendo realistas de la situación y el contrincante, el Unami apostó por la tranquilidad con el fin de hacer bien las cosas, pero el plantel universitario era superior y llegaron al descanso 18-33.

Tras el ecuador, las locales imprimieron intensidad en defensa y en los primeros compases consiguieron seis valiosos puntos. Sobre estas líneas, el Unami buscó cambiar el rumbo del partido; pero las visitantes, aún sin mostrar su versión más determinante, recuperaron su mordiente ofensivo.

Marcador aparte, se dirimió un igualado cuarto con Correa como protagonista de las azules al echarse el peso del equipo a sus hombros. Sin embargo, los últimos diez minutos fueron de las vallisoletanas al llegar con una marcha más y cerraron el resultado en 41-62.