Publicidad

El CD La Granja no pudo comenzar de mejor forma la pretemporada. El conjunto granjeño debutó con victoria en su primer amistoso ante el Bupolsa gracias a un golazo de Alfonso.

El pasado lunes, con José Luis Segovia al frente del banquillo, el CD La Granja comenzó a entrenarse para comenzar a preparar una ilusionante temporada en el Grupo VIII de Tercera División y después de una intensa semana de sesiones físicas, el equipo disputó ayer su primer amistoso ante el CD Bupolsa, rival contra el que se volverá a ver las caras en la octava jornada de competición, justo después del derbi local ante la Gimnástica Segoviana.

El Campo Municipal del Hospital fue testigo de este primer choque amistoso del conjunto del Real Sitio y los aficionados al equipo no se quisieron perder la oportunidad de ver a sus jugadores, tanto a los conocidos, como los fichajes que han llegado para reforzar la plantilla con el fin de logar la soñada permanencia.

El test ante los burgaleses serviría para comprobar si los futbolistas que dirige José Luis Segovia comenzaban a asimilar los conceptos que el técnico trata de inculcarles. A pesar de llevar a penas una semana de entrenamientos La Granja demostró que no le importa tener que llevar el peso del partido con la posesión del balón y que en cuanto lo pierda, no va a dejar a su oponente la salida rápida y el contraataque. El corte del juego en el centro del campo cuando el rival trate de salir a la contra parece una premisa clara del técnico granjeño.

De inicio el conjunto local salió con las ideas más claras que el Bupolsa, y eso propicio la primera ocasión del partido nada más sonar el pitido del colegiado. Los del Real Sitio salieron en tromba y los burgaleses tuvieron que achicar agua como mejor pudieron, sacando incluso un balón bajo palos. Fue a raíz de esta acción cuando el Bupolsa comenzó a crecer en el partido y crear ciertos problemas a La Granja, sobre todo con la presión que ejercían desde la salida de la pelota.

A pesar de ello, los de José Luis Segovia siguieron a los suyo y gozaron de varias oportunidades para adelantarse en el marcador durante el primer tiempo. La más clara estuvo en los pies de Guty, uno de los fichajes de esta temporada, que estrelló el balón contra el palo tras una asistencia de Koby.

La dupla Guty-Koby dejó muestras de poder dar muchas alegrías al conjunto granjeño a lo largo de esta temporada

Se llegó al descanso con el resultado inicial y tras el paso por vestuario, ambos equipos realizaron el carrusel de cambios habitual en los partidos de pretemporada. Todos los jugadores tuvieron sus minutos y algunos lo aprovecharon mejor que otros.

Con las rotaciones, Segovia solucionó en defensa los problemas por banda derecha y la salida del veterano Pluma dotó al equipo de la solidez que adolecía durante el primer tiempo.
El guión no cambió demasiado y el Bupolsa trató de venirse arriba tras un disparo que se estrelló ante la defensa local. La Granja reaccionó y el trabajo de Choflas en la punta de ataque generó muchos problemas a la defensa burgalesa. Tanto es así que el ariete tuvo un mano a mano que le sacó el guardameta del Bupolsa. Quien sí consiguió batir al portero fue Alfonso, que se encontró con un balón en la frontal que no dudo en chutarlo y meterlo por toda la escuadra.

Al final, victoria para La Granja y grandes sensaciones en este inicio de pretemporada en el que jugadores como Guty demostraron que pueden ser importantes. La siguiente prueba el miércoles, a las ocho de la tarde, ante el Alcobendas Sport.

Compartir