El jugador de la Segoviana, Adrián, golpea la pelota durante el partido de la pasada liga ante el CD La Granja en La Albuera. / KAMARERO
Publicidad

Finalizada la temporada 2018/19, todo hace indicar que las aguas revueltas del conflicto que mantenían la Federación Española de Fútbol y la Territorial a cuenta de las demandas judiciales del Real Burgos vuelven a su cauce. Aunque no hay comunicado oficial al respecto, todo hace indicar que la RFEF devolverá las competencias acerca del grupo octavo de la Tercera División a la Federación de Castilla y León, con todo lo que ello conlleva a efectos de calendarios, designaciones y resoluciones del Comité de Competición, después de un año más que difícil en ese aspecto, en el que los clubes han podido constatar las grandes diferencias que existen a la hora de gestionar la competición por parte de un ente más ‘cercano’ como la Territorial, u otro bastante más alejado de la realidad del grupo, como es la Federación Española.

El próximo 25 de julio se celebrará la asamblea ordinaria de la FCyLF, en la que, entre otras cuestiones, se procederá a la aprobación del Plan Competicional de la temporada 2019/2020, decidiéndose los calendarios del grupo octavo de la Tercera División, los dos grupos de la Regional de Aficionados, y las categorías de juveniles, cadetes e infantiles autonómicas.

JUAN DE LA MATA, A SORIA

La Gimnástica Segoviana no ha podido retener a Juan de la Mata, que firmará por el Numancia de Soria, en principio para jugar con el conjunto filial que milita en la Tercera División. El club gimnástico tenía abierta la posibilidad de que el mediocentro firmara por el Real Valladolid y se quedara cedido una temporada en Segovia, pero finalmente la opción no pudo cristalizar, y el centrocampista seguirá jugando en el grupo octavo, pero con el club soriano, donde espera continuar con la excelente progresión que ya evidenció la pasada campaña.