A la búsqueda del premio

El Viveros Herol Nava juega en Pontevedra su último encuentro de la liga regular como visitante, necesitado de una victoria para seguir aspirando a la segunda posición

147

El Viveros Herol Nava llega a la fase definitiva de la temporada en uno de sus mejores momentos, sin conocer la derrota desde hace un par de meses, con la plantilla mejorando después de una campaña verdaderamente increíble en lo que a lesiones se refiere y, gracias a ello, elevando de manera evidente su nivel competitivo. Las opciones de alcanzar la primera plaza son remotas, a tres puntos del Alcobendas con cuatro por jugar y el average perdido, pero las de ser segundo y organizar la fase de ascenso no son tan descabelladas, y más cuando la distancia con Los Dólmenes es de dos puntos, con el average ganado, y con un Dólmenes-Alcobendas que puede decidir muchas cosas.

El último desplazamiento de la temporada regular para el conjunto navero será hasta Pontevedra, donde le espera el Cisne, uno de los conjuntos de referencia del balonmano gallego, con una prolífica cantera de jugadores que suele llegar lejos en los campeonatos de España, y que en la presente campaña tiene asegurada su continuidad en la División de Plata, por lo que no pondrá más en juego en el partido que sus ganas de acabar de la mejor manera posible ante su afición. Que no es poco.

BAJAR LAS PULSACIONES

Así que el Viveros Herol Nava no podrá despistarse ni un poco pensando en el encuentro que se estará jugando a la misma hora en Antequera (hay horario unificado en la penúltima jornada de la competición) si quiere doblegar a un oponente, el de Javier Fernández, que cuenta con muchos recursos ofensivos, con ataques muy rápidos sobre todo tras gol encajado, que obligan a un esfuerzo permanente al rival, sobre todo en los cambios ataque/defensa. Quizá por este hecho de no rechazar el intercambio de goles, el conjunto pontevedrés sea uno de los que más tantos recibe de la categoría, aunque no cabe duda que su balonmano resulta de lo más agradable para el aficionado, siempre con mucho ritmo.

Teniendo en cuenta las características del oponente, las consignas en el conjunto de Dani Gordo están claras: Hay que bajarle las pulsaciones al encuentro, frenando de la manera más efectiva posible el ataque en primera oleada del Cisne, para obligarle a jugar la mayoría de sus ataques en estático, donde ciertamente el equipo de Javier Fernández tiene recursos, pero el 6:0 navero también ha conseguido ser muy efectivo prácticamente desde el inicio de la temporada.

En el equipo segoviano se espera la participación en el encuentro de todos los jugadores, salvo Oleg, que avanza en su recuperación, pero al que no se quiere forzar en ningún caso, pendiente como está el cuerpo técnico en que todos los jugadores puedan sumar en una fase de ascenso que aún podría organizarse en Alcobendas, en Antequera… o en Nava de la Asunción.