Javi Guerra, en el podio del Cross Internacional de Venta de Baños. / EFE
Publicidad

“Ha sido uno de los crosses de mi vida, que sirve para sacarme la espinita del Europeo, donde no me salieron las cosas”. Así se expresaba Javi Guerra Polo después de terminar en la segunda plaza en el Cross Internacional de Venta de Baños, donde hizo vibrar a los aficionados al campo a través con una actuación que durante varios momentos de la prueba llevó a pensar que podría superar a toda la legión africana.

Lo cierto fue que Guerra pudo con casi todos, menos con uno, el keniano Vincent Rono, séptimo clasificado en el pasado campeonato del mundo de campo a través, que llegaba con la vitola de máximo favorito a la victoria, y que la logró de hecho, pero con bastantes más dificultades de las previstas, puesto que no fue hasta el final cuando pudo destacarse, entrando en la meta con seis segundos de renta sobre Guerra.

AL ATAQUE

El segoviano del Adidas, extraordinariamente motivado después de un Europeo en el que no pudo estar a la altura de lo que hubiera deseado, salió al embarrado campo de Venta de Baños con muchas ganas, y una clara vocación ofensiva. Así que, a partir de la segunda vuelta cuando los africanos se manejaban en un ritmo más que soportable, con los nacionales Javi García del Barrio y David Palacio también integrando el grupo, pasó al ataque, estirando el grupo hasta romperlo, y llevándose consigo a Rono.

El resto de atletas, incluyendo al eritreo Awet Habte, ganador en el Cross de Aranda de Duero y el keniano Benjamin Kigen, se quedaron en un segundo grupo, mientras que por delante, Javi apretaba buscando la debilidad de un Vincent Rono que por momentos pareció quedarse atrás. Pero el keniano guardaba un cambio de ritmo más, y cuando lo sacó a relucir, Guerra se vio obligado a ceder los metros justos para que su oponente pudiera levantar los brazos, casi tanto de alegría por la victoria como de alivio tras el calvario al que durante un buen número de kilómetros le sometió el segoviano, que también se felicitó por un segundo puesto que, sin duda, supo a victoria.