Javi Guerra, tras cruzar la meta del maratón de Madrid. / EDP MARATÓN MADRID
Publicidad

Nueva gesta de Javi Guerra. El atleta segoviano rompió el ‘crono’ y logró la mejor marca de la historia de un español en el maratón de Madrid, con un tiempo de 2:10.22 horas. Con este registro fue quinto en la clasificación general, en una carrera que ganó el keniano Reuben Kerio, y además consiguió mínima olímpica para los Juegos de Tokio 2020.

Guerra debutó en la prueba de los 42,195 kilómetros de Madrid , siendo su undécima competición en esta distancia, con la intención de acercarse al resultado cosechado por Chema Martínez en 2008 con el que obtuvo la victoria (2:12.42) y dejó todos los pronósticos a un lado para rebajar en más de dos minutos la marca del madrileño y coronarse como ‘rey en la capital‘.

El de Segovia, que ya firmó el año pasado el mejor tiempo en territorio español en Sevilla (2:08.36), se batió en duelo con una armada africana definida por una docena de componentes desde la salida, que tomó parte a las 8.45 horas desde el Paseo de la Castellana, entre Ortega y Gasset y Marqués de Villamagna. Con una temperatura idónea para correr, unos diez grados, la cabeza de la marea de corredores rodó a un alto ritmo y pasaron por el kilómetro 10 en 30.39 minutos y por el ecuador, el medio maratón, en 1:03.54 horas.

Tras subir Gran Vía y bajar Preciados, llegaron a Sol para después continuar por la Casa de Campo -hacia el kilómetro 30-, enclave donde Guerra reguló su marcha y seis africanos, con el keniano Kiprotich Kirui al frente, tiraron por delante para encarar el tramo más exigente del trazado. A falta de cinco kilómetros para el final, Kerio lanzó su ataque y se quedó solo para liderar la prueba en solitario ante la falta de respuesta de sus oponentes. Finalmente entró en meta en 2:08.18 para pulverizar el récord del maratón de Madrid. Asimismo, en la categoría femenina la etíope Shasho Insermu también rubricó el mejor registro de esta prueba con 2:26.24.

Más de 33.000 corredores

La cita madrileña también acogió salidas en medio maratón y en 10 kilómetros para reunir a más de 33.000 participantes. En los 21,097 ganaron el barcelonés Carles Castillejo y la berciana Nuria Lugueros y en los 10K se impusieron Carlos Mayo e Irene SánchezEscribano.