Jaque al grupo octavo

Marcelino Maté insta a la Federación Española a readmitir al Real Burgos en Tercera, ya sea reiniciando la liga, o dando validez a los resultados

610

La justicia es un tren de mercancías, que avanza lentamente, pero que siempre acaba llegando. Y en el caso del contencioso que mantiene el Real Burgos con la Federación Territorial a cuenta de la readmisión del equipo burgalés en el grupo octavo de la Tercera División, como medida cautelar impuesta por el Juzgado de Primera Instancia nº 5 de Valladolid, la justicia se ha acercado tanto a la sede de la Federación de Castilla y León, que su presidente Marcelino Maté mandó un escrito a la Federación Española instando a aceptar la propuesta de calendario de 21 equipos que se presentó en agosto, y que rápidamente fue desechada por la Federación que dirige Luis Rubiales.

Después de dos requerimientos del juzgado para que se cumplan estas medidas cautelares, y a la vista de que la Federación Española ha dado la callada por respuesta, el presidente de la Territorial pide a Rubiales “su colaboración y coordinación con esta Federación autonómica a fin de dar inmediato cumplimiento al mantenimiento e Inscripción, acordada frente a esta Federación con carácter de medida cautelar por el Juzgado de Primera Instancia nº 5 de Valladolid, del Real Burgos Club de Fútbol SAD en el Grupo VIII del Campeonato Nacional de liga de Tercera División, competición de titularidad y responsabilidad de su Federación”, como se encargó de recalcar la Federación Española cuando no dio por válido el nuevo calendario presentado por la Territorial en el que se incluía al Real Burgos.

LAS ALTERNATIVAS

De esta manera, de nuevo Maté presenta ante la Española el calendario de 21 equipos, ofreciendo dos alternativas: “Si bien el calendario está previsto para el reinicio total de la competición, debiendo anularse los resultados de todos los encuentros disputados en las siete jornadas de la competición (ahora ya ocho) celebradas hasta la fecha, sometemos a su consideración la posibilidad de mantener la validez de los resultados de los partidos ya disputados conforme al calendario de veinte equipos, lo que contribuiría a evitar perjuicios a los demás equipos participantes, evitando la repetición de al menos 7 (8) de los 40 encuentros a disputar por cada uno de esos veinte equipos afectados en la nueva competición a modificar”.

Pero, como quiera que el presidente de la Territorial no se fía en absoluto de que su homólogo de la Española haga algo más que meter sus requerimientos en un cajón, Maté advierte en su misiva: “En caso de no ser atendida la presente, tanto esta Federación como su presidente a título particular se reservan expresamente el ejercicio de cuantas acciones les puedan corresponder para la reparación de los daños y perjuicios de cualquier índole que su falta de colaboración pudiera irrogarles”.

La realidad es que la Federación Territorial, y por ende su presidente, se encuentran en una situación muy complicada, entre la espada de un juzgado que no aceptará más dilaciones en la medida cautelar impuesta a mediados de agosto, y la pared de la Federación Española, que de momento no se ha movido ni un ápice de la decisión que tomó de desautorizar ese calendario de 21 equipos y volver al inicial.

LOS PERJUDICADOS

El malestar es más que evidente entre los veinte clubes del grupo octavo de la Tercera División, por la situación creada, de la que ninguno de ellos es culpable pese a que el Real Burgos afirme que “son quienes con su desprecio a lo ordenando por los jueces están ayudando a incumplir los mandatos judiciales”, y por las posibles soluciones que se están comenzando a barajar. Como señalaba a esta Redacción un presidente de uno de los clubes de Tercera, “si la competición se reinicia, ¿quién nos abonará a los clubes todos los gastos que hemos acometido hasta ahora para disputar las ocho jornadas de un calendario que no valdrá para nada?”.

AGUSTÍN: «ESPERAMOS ACONTECIMIENTOS»

El presidente de la Gimnástica Segoviana señaló que “nadie se ha puesto en contacto con nosotros de manera oficial para darnos cuenta de lo que está sucediendo”, por lo que entiende que “el calendario sigue vigente”. Agustín Cuenca considera “una locura” que siquiera se plantee la posibilidad de reiniciar la competición, invalidando así los dos meses que han transcurrido de liga. “Esperamos acontecimientos, porque los clubes no podemos hacer nada en este asunto más que esperar”.

PABLO ALEJANDRO: «NO ENTENDEMOS NADA»

Pablo Alejandro se mostraba absolutamente perplejo por la situación generada con la solicitud de Marcelino Maté a la Española, y la callada por respuesta de la Federación que preside Luis Rubiales: “Nadie nos ha comunicado nada de manera oficial. Sí hemos recibido un correo del Real Burgos que tampoco deja las cosas demasiado claras, pero nada más. La realidad es que no entendemos absolutamente nada de lo que está pasando, y para esto casi es mejor que nos reunamos los veinte equipos del grupo, y decidamos no jugar”.