Publicidad

Impotencia final por perder lo ganado. El CD La Granja no pudo puntuar en El Hospital ante el Atlético Tordesillas a pesar de que tuvo en sus manos el empate. Después de remar a la contra con un tempranero gol de Rubo y rehacerse para plantar cara al equipo que más alto se encuentra en la clasificación de los que no tiene fijado el objetivo del play off, fue en el primer tercio del segundo tiempo, con el duelo más deshilachado, cuando Yuki Shibata colocó las tablas en el marcador. Finalmente un desliz defensivo y el ahínco y experiencia de los vallisoletanos posibilitó el tanto de la victoria que materializó Roberto Simón (1-2).

El derroche físico de los hombres de Diego Yepes resultó en vano -a medio plazo puede que no- y dejó apagada a la plantilla. La impotencia también saltó desde el principio. Según cómo se mire, pues cuando apenas se habían consumido tres minutos el conjunto local reclamó un penalti, que no señaló el árbitro. Una acción que de haberse pitado podría haber cambiado el rumbo del partido, pero lo realidad fue que con el 1-1, en vez de dar un paso al frente -o al menos mantener lo ganado, que teniendo en cuanta el rival era mucho- le dio hacia atrás.

Yepes salió de inicio con Lorenzo bajo palos y una línea defensiva definida por los centrales Pluma y Kike y los laterales David y Aguirre. El centro del campo fue para Pau y Terleira; las bandas para Alcubilla y Yuki; y la delantera se la repartieron Dani Lázaro junto a la última incorporación del mercado invernal, Ionel. Un 4-4-2 para defender que se llegó a convertir incluso en un 4-2-4, con el equipo abierto y Lázaro de bisagra.

Santiago Sedano, por su parte, se presentó en San Ildefonso con el guardameta Farolo, una zaga compuesta por Ruiz, Abraham, Abel Blanco y Bayón; los centrocampistas Conejo, Héctor y Villa; y los atacantes William y Martiña en los extremos y en la referencia Rubo. Un esquema ordenado y firme, pero sin una presión fija.

En el minuto tres Lázaro lanzó un ataque y al quedar el balón muerto en boca de gol Yuki, que se disponía a remachar el esférico, fue arrollado por un defensa rojiblanco en una acción protestada por el bando local.

Poco después Ruíz metió una bola en largo para Rubo, que al final cayó a William y este le asistió de nuevo al 9 visitante para descorchar el marcador (0-1). El desánimo invadió al plantel granjeño, pero se sacudió la presión con una ocasión parecida a la del gol del Tordesillas a cuenta de Lázaro aunque con inverso resultado.

La propuesta de los vallisoletanos dejó jugar al cuadro azul y la sintonía entre Ionel y Lázaro mantuvo las opciones al empate. La contienda se niveló, pero la comodidad la tuvo el Tordesillas mientras que a los granjeños los faltó determinación.

Los últimos minutos del primer tiempo fueron un tanto embarullados, con problemas para los de Yepes para sacar el balón por el centro del campo. Asimismo, el Tordesillas aprovechó la espalda de los defensores locales para verter peligro, aunque fue Willian el que más tensó la cuerda con un disparo lejano que se marchó cerca del palo contrario.

Comenzó la segunda parte y la imprecisión en ambos centros del campo derivó en jugadas para los dos. Se abrió el duelo, con más derroche físico por los jugadores que contundencia. De un área a otra y con poca llegada a las porterías. La más clara la tuvo Martiña.

Sin embargo, llegó el empate por mediación de Yuki tras remachar un balón en el área pequeña que colgó La Granja desde el costado derecho y que pasó previamente por Ionel y Lázaro. Primer gol del japonés con la camiseta azul.

Respondió Sedano con doble cambio, Roberto Simón y Fraile en lugar de William y Villa, y el equipo dio un paso al frente en ataque, con varias oportunidades. Ante esta situación, Yepes movió ficha introduciendo a Koby, Cristian y Gabi y tiró de pizarra para fijar un 4-3-3 en ataque. Fue Gabi el que cobró lo más destacado por los locales, pero a la defensa de los de casa la faltó solidez en los minutos finales; pues Simón remató libre de presión un balón que centró Martiña desde la derecha que valió el segundo para los vallisoletanos. En el desenlace se vio a La Granja tensa y algunos jugadores se salieron incluso del partido con acciones poco acertadas. Finalmenta el 1-2 dejó más arriba al Tordesillas y más tocados a los del Real Sitio.