d2-1-Nava-Bordils-4
Los jugadores del Viveros Herol Nava celebran la victoria en el pabellón de la localidad. / AMADOR MARUGÁN
Publicidad

Importante victoria del Viveros Herol Nava ante un exigente Villa de Aranda. El choque se dirimió de forma reñida y los burgaleses llegaron una férrea y efectiva defensa, pero el Nava se hizo fuerte en casa y derribó cualquier muro para llevarse el triunfo por 28-24 y nivelar al Barcelona B con los mismos puntos (17) en el liderato de la División de Honor Plata.

El choque comenzó muy caliente y pronto se saldó con dos exclusiones para los locales. Esta situación y condicionó los primeros minutos y tanto Gordo como Juan Antonio Moreno tiraron de pizarra y estrategia para intentar cambiar el signo de la balanza. El Villa de Aranda se metió en el encuentro gracias a las paradas de su guardameta Luis de Vega -expupilo de Gordo-, que paró hasta la saciedad, y los movimientos y al acierto de Miguel Llorens y el brasileño Matheus Lennon. Los visitantes llegaron a ponerse 4-7, un resultado que dejó un tanto noqueado a los naveros. La defensa burgalesa llegó con la lección aprendida de marcar duramente a Agustín Casado y se mantuvo de forma sólida e intensa.

Tuvo que pedir tiempo muerto el técnico local y el Viveros Herol tomó aire con una efectiva defensa y a través del tino de Oleg Kisselev, Bruno Vírseda y Alonso Moreno hasta nivelar la contienda (9-9). En el tramo final del primer tiempo, el Nava se adueñó por fin del encuentro, con un importante Andrés Alonso en labores de brega, y se fue al descanso 15-12, con todo un golazo del capitán Carlos Villagrán que dejó buen sabor de boca para comenzar el segundo tiempo.

Tras el ecuador, Darío Ajo fijó el pivote con criterio ante la defensa abierta de los arandinos, creando serias dificultades y ayudando a los locales a ampliar la renta. Gordo dio entrada a Ernesto Sánchez por Yeray Lamariano y le costó acoplarse bajo palos. Julen Elustondo y Alejando Pombo aprovecharon la coyuntura para hacer daño con internadas. Por parte del conjunto navero, Moreno forzó varios siete metros, que fueron aprovechados con determinación por Casado. Siempre fue por delante el Viveros Herol, aunque el Villa de Aranda se mantuvo cerca gracias a las acciones emprendidas por Lennon. Se llegó a los últimos cinco minutos con el resultado de 25-23 y Gordo confió en Casado para sellar la victoria. El jugador cordobés fue clave, al igual que Paco Bernabéu y Ajo para terminar ganando 28-24.