dep1_1-naturpelelt
El presidente del Naturpellet Segovia, Álvaro Fernández, junto al del CD Segosala, Daniel Ibañes. / EL ADELANTADO
Publicidad

La unión que reclamaba el fútbol sala segoviano y que se pedía a gritos en las gradas de los pabellones se vertebró gracias al Naturpellet Segovia y del CD Segosala. Ambos clubes firmaron un acuerdo de filialidad en beneficio de los jugadores de la provincia. Un convenio sellado, en principio, por una temporada, pero que focaliza su objetivo en el futuro. La intención del fruto del nexo nos es otra que ver a segovianos en la máxima categoría nacional. Asegurando pasos para que el salto no se convierta en un parón en la proyección del deportista. Por ello, algunos componentes del equipo de Tercera División entrenarán y podrán ir incluso convocados con la plantilla que dirige Diego Gacimartín en Primera. A su vez, esta unión también pretende potenciar el conjunto juvenil de División de Honor con presencia en el Segosala senior, si así lo precisara.

Los presidentes de las dos entidades, Álvaro Fernández y Daniel Ibañes, rubricaron el pacto en la misma pista del Pedro Delgado en una comparecencia ante los medios de comunicación. “Es un día importante para el fútbol sala de Segovia. Tarde o temprano este acuerdo tenía que llegar”, aseguró Fernández; y continuó explicando: “Era necesario llegar a esta firma para que los jugadores segovianos salieran beneficiados. Desde Naturpellet encontrábamos que el salto para jugar en Primera era muy grande y ahora habrá un nuevo escalón para que la proyección de los que terminan de juveniles no se vea frenada. De esta manera, el equipo de Primera, el de Tercera de Segosala y el juvenil irán conectados, y si Diego necesita a alguno podrá convocarlo”.

Ibañes, por su parte, quiso recalcar que “es un acuerdo de filialidad, no es una absorción; ya que solo interfieren los equipos de alto rendimiento”; y prosiguió: “Llevábamos tiempo reclamando unidad. Nuestro propósito es crecer y creemos que no hay mejor forma de hacerlo que al lado del Naturpellet”. Por otro lado, ambos aclararon que el consenso “no es económico”, centrándose así en la parcela deportiva. Un terreno en el que el director deportivo del Segosala, Carlos Muñoz, copa un protagonismo fundamental. “Carlos ha sido una pieza clave para entendernos y, gracias a él, nos hemos encontrado con todo tipo de facilidades”, subrayó Fernández.

Las siguientes piezas

El siguiente paso será dar con los encargados de conducir la plantilla de Tercera y la del juvenil. En cuanto a este asunto reconocieron que “son cosas que todavía tenemos que tratar”. El Segosala, a día de hoy, se encuentra sin técnico después de que la pasada campaña fuera dirigido por el propio Ibañes, hasta su fichaje por el Betis, y después por Daniel Sánchez. La prioridad pasa por dar con el perfil de que sea segoviano y conocedor de la filosofía del club. En esta línea, se perfila Ángel Zamora, segundo entrenador del Naturpellet de Gacimartín. Aunque de momento no hay nada oficial, es uno de los candidatos que mejor se acoplaría al banquillo.

El curso anterior el equipo quedó subcampeón y ahora encara esta nueva etapa con “la intención de llegar a Segunda B, pero sabemos que esta competición es muy fuerte y ahora mismo preferimos consolidarnos en una categoría con varios integrantes sub 23”, comentó hispano brasileño.

En lo referente al juvenil blanquirrojo, todavía no es segura la continuidad de Marta García. “Hay muchas cosas que valorar”, apuntó el presidente; e Ibañes recordó: “Lo que está claro es que ha sido uno de los cuatro mejores equipos de España y creo que cualquiera sabría qué hacer con esta situación”.

Compartir