Publicidad

La trigésimo cuarta jornada de la competición dentro del grupo octavo de la Tercera tendrá varias ‘estaciones de penitencia’, como corresponde a las fechas de Semana Santa. La primera de estas estaciones tendrá como protagonistas a los equipos directamente implicados en la pelea por evitar el descenso a Regional de Aficionados, entre los que se encuentra un CD La Granja al que las tres victorias consecutivas que ha logrado en el campo de El Hospital le han sacado del descenso, e incluso colocado a un equipo, el Bupolsa, entre él y las plazas más calientes de la clasificación.

Pero el trabajo todavía no ha terminado, y la realidad es que el calendario para el equipo del Real Sitio es absolutamente demoledor, con el primer partido que juegue esta tarde (17.00 horas) en el Área Deportiva de Puente Castro frente al Júpiter Leonés, más los que dispute frente a Real Ávila, Arandina y Atlético Astorga, cerrando la competición ante el Almazán. Cierto es que el CD La Granja ha reaccionado a tiempo y tiene ventaja con respecto a sus rivales, pero parece demasiado optimista que con los 26 puntos que tiene actualmente pueda salvar la categoría.

UN FILIAL QUE NO ENGAÑA

Así que los de Diego Yepes se ven en la obligación de intentar sumar en un desplazamiento de lo más exigente, aunque el Júpiter Leonés suele ser un conjunto más difícil de superar por los equipos de la zona alta de la tabla, frente a los que los jóvenes jugadores leoneses se crecen. Porque a pesar de que el Júpiter no llegue a disputar las posiciones de play off de ascenso, sí es cierto que el hecho de ser un filial de un equipo de Segunda División motiva a los futbolistas para seguir trabajando por si en algún momento les puede llegar la oportunidad de subir al primer equipo.

Aunque el técnico lo ha tenido tristemente fácil para hacer la convocatoria, puesto que algunos futbolistas aprovechan estas fechas para cogerse unos días de descanso, el equipo que pondrá en liza en el Área Deportiva de Puente Castro puede parecerse bastante al que situó el pasado fin de semana frente al Sporting Uxama. La intención será la misma, la de ser protagonistas con el balón, “pero también defendernos con criterio cuando el rival tenga la pelota, porque es seguro que nos va a discutir la posesión y tiene jugadores que tocan muy bien la pelota”, afirma Yepes, que podría recuperar a Kike, una vez superados los tres partidos de sanción, si bien es cierto que los problemas laborales tanto de él como de Piti pueden llevarles a no poder llegar a tiempo para disputar el encuentro. Puntuar sería dar otro paso adelante, y más en una jornada en la que es posible que los rivales por la permanencia sí consigan sumar.