Los jugadores de la Segoviana Dani Calleja, Agus Alonso y Mika Junco celebran un gol ante el Tordesillas. / KAMARERO
Publicidad

Siete partidos sin perder lleva la Gimnástica Segoviana. Seis triunfos y un empate (contra el Zamora). La última derrota que cosechó fue ante el Atlético Astorga (3-1) a principios del mes de marzo, un equipo que actualmente acumula la mejor racha en este tramo de competición -invicto en los diez últimos encuentros- y que ha conseguido remontar su vuelo para establecerse en los puestos que acreditan el pase a la fase de ascenso.

Cuando restan cuatro jornadas para el final del campeonato liguero del Grupo VIII, el conjunto que dirige Manuel González llega enchufado y con inercia positiva al choque más importante de la temporada hasta el momento. El domingo visita Aranda de Duero (18.00 horas), en un duelo por todo lo alto con dos plantillas que manejan el objetivo de quedar primeras. Segundo contra tercero. Un punto de diferencia entre ambas. La Arandina sostiene el coliderato, con los mismos puntos (78) que el Zamora, primero.

Si el cuadro azulgrana gana, no solo daría un importante paso para intentar asaltar la primera plaza; también se aseguraría jugar el play off, pues después de ese enfrentamiento quedarían tres jornadas y la distancia mínima con el quinto clasificado sería de nueve puntos. Tras el partido del domingo, el calendario gimnástico se completa con las salidas a Burgos frente el CD Bupolsa y a Palencia contra el Cristo Atlético y el encuentro en La Albuera con el Atlético Bembibre.

El Zamora, contra los de abajo

El que mejor agenda tiene de los tres equipos de arriba es el conjunto zamora, pues se enfrenta a cuatro rivales de la zona baja: Briviesca, La Bañeza, Cebrereña y Uxama. La superioridad del cuadro rojiblanco frente a estos contrincantes es evidente, aunque el hecho de jugarse la permanencia podría dar lugar a alguna sorpresa, que sería bienvenida por la Segoviana.