d1-1kama-Ciclismo-Ayuntamiento-RP-Vuelta-Castilla-y-Leon_KAM1355
De izquierda a derecha, Marian Rueda, Clara Luquero, Laudelino Cubino, y Roberto Coca. / KAMARERO
Publicidad

Seis años después de que la ciudad acogiera una de las llegadas de la Vuelta Ciclista a Castilla y León, Segovia volverá a ser protagonista de la ronda internacional albergando la salida y una de las metas volantes de la tercera y última etapa de la Vuelta, la más dura de todas con salida en la ciudad y llegada a Ávila después de ascender cuatro puertos de montaña.

La Sala de la Biblioteca del Ayuntamiento de Segovia recibió a la alcaldesa de la ciudad, Clara Luquero, quien junto a la concejal de Deportes, Marian Rueda, y al delegado provincial de ciclismo, Antonio Barrio, ejercieron de anfitriones de la presentación de esta tercera etapa, que contó con la presencia de Roberto Coca, presidente de la Federación Territorial de Ciclismo, y de Laudelino ‘Lale’ Cubino, extraordinario ciclista que actualmente ocupa el cargo de director técnico de la Vuelta de Castilla y León.

La ronda autonómica, que cumplirá 33 ediciones, presenta un pelotón de lo más internacional con cinco equipos españoles (Movistar, Caja Rural Seguros RGA, Euskadi Basquet, Burgos BH y Team Euskadi), cuatro portugueses (Efapel, Sporting Tavira, W52 FC Porto y Liberty Seguros), dos colombianos (Medellín y Manzana Postobón), dos japoneses (Interpro Stradalli Cycling y Ukio), más el francés Delko Marseille Provence, el americano Rally Cycling, el dominicano Inteja, el ruso Lokosphinx, y el Israel Cycling Academy. En principio, la batalla parece un ‘Todos contra Movistar’, aunque Roberto Coca matizaba al señalar que “aunque hay que reconocer que Movistar es el mejor equipo nacional, y mundial hace pocas temporadas, hay escuadras suficientes como para ponerle en complicaciones”.

UNA VUELTA AL CIRCUITO DE LA PIEDAD

A las nueve y veinte minutos de la mañana del domingo se abrirá el control de firmas de la tercera etapa en la plaza de la Artillería, donde se dará la salida neutralizada al pelotón ciclista, que recorrerá el paseo Santo Domingo hasta llegar al Santuario de la Fuencisla, donde girará a la izquierda para realizar un primer ascenso a la Cuesta de los Hoyos, llegar al paseo Ezequiel González, donde se lanzará la carrera, para de esta manera comenzar a dar una vuelta al Circuito de La Piedad, puesto que frente al restaurante Atenas se ha situado la primera Meta Volante de la etapa, que cruzarán los ciclistas antes de girar a la derecha y tras bajar por Tejadilla, tomar la Nacional 110 en dirección a Ávila.

La trigésimo tercera edición de la Vuelta a Castilla y León, que se celebrará del 20 al 22 de abril, está asociada al año Jubilar Teresiano, y por ello el final de la ronda se sitúa en Ávila, ciudad de nacimiento de santa Teresa, después de una primera etapa que comenzará en Alba de Tormes y acabará en Salamanca, y un segundo acto que tendrá como salida Valladolid, y llegada la ciudad de Palencia.

Esa ha sido una de las razones por las que la organización optó por Ávila antes que por Segovia para dar llegada a una de las etapas de la vuelta. Como explicaba Cubino, “la Junta marca un poco el recorrido. El año pasado se centró más en las cuencas mineras, en otras ediciones por la Ruta de la Plata, en otro por las Ciudades Patrimonio… y en esta edición ha incidido en el año Teresiano”. Clara Luquero estuvo atenta al ‘quite’, y lanzó el guante de Segovia como llegada de una de las etapas de la ronda autonómica para el año próximo, “que será el del centenario de la llegada de Antonio Machado a Segovia”, poniendo el énfasis en ciudades machadianas como Segovia y Soria.

Compartir