Publicidad

Segovia no ha sido tradicionalmente una tierra en la que el fútbol femenino haya tenido una especial preeminencia, más allá de honrosas excepciones que surgieron hace ya un buen número de años. Sin embargo, el trabajo que desde hace algunos años lleva haciendo el Club Deportivo Monteresma-La Atalaya, además de la iniciativa del CD Quintanar, ha propiciado que para la próxima temporada Segovia cuente con dos equipos femeninos que jugarán sus partidos en la Segunda División de Castilla y León, que organiza la Federación Territorial con el nombre de Liga Doble G.

En la mañana del domingo, ambos conjuntos disputaron sendos encuentros amistosos. Antes de jugar el suyo, el plantel del CD Monteresma se presentó de manera oficial en el Ayuntamiento de Palazuelos, al que asistieron directivos del club, familiares de las jugadoras, y algunos aficionados. En el acto de presentación el alcalde de Palazuelos, Jesús Nieto, les hizo entrega de una bandera de la localidad para que acompañe al equipo por toda la región en su competición, y también se hizo entrega a jugadoras y equipo técnico de una camiseta con el escudo del municipio.

UN TRABAJO DE VARIOS AÑOS

Son ya varias las campañas en las que el club de Palazuelos viene trabajando con las jóvenes futbolistas en su escuela, y ha sido en esta campaña 18/19 cuando han dado el ‘salto’ de federar al equipo en la competición autonómica. Hay una base suficiente de más de una veintena de jugadoras como para que el equipo realice un buen papel en una competición que, sin duda, será nueva para todas sus componentes.

Debutantes en competición federada serán también las 19 futbolistas del CD Quintanar, que con Alberto Miguel al frente del cuerpo técnico, formarán un equipo que todavía sólo es una suma de voluntades, porque el plantel aún no ha realizado los entrenamientos suficientes como para comenzar a coger automatismos.

La Liga Doble G ha pasado de contar con tan solo seis equipos, a los catorce con los que contará la próxima temporada

Alberto señalaba el aumento del número de conjuntos que competirán la próxima campaña en la categoría federada, “ya que el año pasado había sólo seis equipos, y esta temporada seremos catorce, por lo que vamos a jugar 26 partidos y a visitar todas las provincias de la Comunidad. Además, como no hay descensos en esta categoría, podremos trabajar con tranquilidad con las jugadoras”.

En esta competición pueden participar futbolistas desde los trece años en adelante, “aunque nuestras jugadoras más jóvenes tienen quince” señala el técnico del equipo amarillo. Será, indudablemente, una campaña de adaptación tanto para Quintanar como para Monteresma, y de ilusión para las futbolistas de ambos conjuntos, que ya han disputado sus primeros partidos amistosos de preparación de cara a una liga que dará comienzo el próximo 30 de septiembre. El fútbol femenino volverá a tener cabida en Segovia.