Dani Sanz golpea de derecha ante la mirada del juez árbitro del partido. / CD SEGHOS
Publicidad

Disputadísimo enfrentamiento entre el Seghos San Cristóbal y el Madrid Ciudad Tenis de Mesa, celebrado la mañana del domingo en el gimnasio del colegio Marqués del Arco de San Cristóbal de Segovia. El encuentro tuvo una duración de tres horas y veinte minutos y se decidió en el partido de dobles.

De antemano Iván Cristóbal, Fernando García y Daniel Sanz presuponían que el partido iba a ser igualado, y que habría que pelear cada partido frente a un rival que formó con David Jerman, Rubén Ramírez y Miguel Ángel Arcones.

El choque no defraudó y ya en el primer encuentro Iván tuvo que llegar al quinto set para anotarse la victoria después de remontar un 1-2 en contra frente a Jerman, anotándose los dos últimos sets. Partido inteligente de Iván, que no entró en el juego de su rival y supo imponer su ritmo, logrando una victoria que daba mucha confianza a los segovianos.

En el siguiente partido Fernando salió muy resolutivo y se anotó los dos primeros juegos de forma brillante, pero cuando parecía que el partido estaba ganado ante Rubén Ramírez, el jugador madrileño empezó a no cometer errores y dio la vuelta al marcador, imponiéndose por 2-3.

Daniel devolvió la ventaja para los de San Cristóbal, en un partido que también se fue al quinto se. Según avanzaba el choque, Daniel fue encontrando la forma de hacer daño a Miguel Ángel Arcones, y consiguió anotarse el quinto parcial con relativa facilidad.

Volvió a jugar Fernando, en esta ocasión ante un David Jerman que empezó muy fuerte y se anotó los dos primeros juegos. Pero Fernando fue adaptándose y consiguió igualar el marcador y llevar la iniciativa, pero por pequeños detalles se le escapó el quinto set por 9-11.

EL PUNTO DE INFLEXIÓN

De nuevo Iván puso en ventaja al Seghos en el marcador, imponiéndose a Arcones en otro partido que llegó a la quinta manga. Iván se vio sorprendido en los dos primeros juegos, y el tercero consiguió anotárselo salvando una bola de partido, en lo que fue el punto de inflexión del choque, ya que en los dos juegos restantes su rival no mantuvo el nivel de los primeros e Iván se los anotó con facilidad.

Daniel se colocó en la mesa para asegurar la victoria final, pero no planteó bien el partido frente a Rubén Ramírez, y cedió con claridad por 3-0. Con este resultado se llegaba al empate a tres en el marcador general y había que recurrir al partido de dobles para desempatar.

Iván y Daniel hicieron pareja y jugaron un gran dobles llevando el peso del juego en todo momento ante una pareja rival que sólo apretó en el segundo parcial. Así, los de San Cristóbal se anotaron el partido con más facilidad de lo previsto, sumando los puntos en una mañana emocionante de tenis de mesa.