Los jugadores de Movistar Inter F. S. durante la sesión de entrenamiento de ayer en el gimnasio. / MOVISTAR INTER
Publicidad

Segovia no tendrá equipo este año en la máxima categoría del fútbol sala tras la desaparición del Segovia Futsal, pero sigue siendo una ciudad de referencia en este deporte. Como viene siendo habitual en los últimos años el Movistar Inter se ha desplazado hasta la ciudad para realizar la primera semana de su pretemporada. Los jugadores de Tino Pérez, que asume el mando de la nave interista tras los siete años de Jesús Velasco, han comenzado hoy la temporada 2019/2020 que presenta muchas novedades.

El primer día de trabajo del equipo madrileño ha contado con una doble sesión de entrenamiento. Por la mañana, los jugadores realizaron cuarenta y cinco minutos de carrera continua por las calles de Segovia antes de ejercitarse en la sala de musculación del gimnasio. Por la tarde y tras la comida, el protagonista fue el balón. Sobre la pista del Perico Delgado los jugadores del Movistar realizaron una sesión técnico-táctica en la que le nuevo entrenador dio las primeras directrices de lo que quiere que sea el equipo en la presente campaña.