Publicidad

El año 2018 no pasará a la historia por ser el de los mayores éxitos alcanzados por el deporte segoviano en su conjunto, pero sí por ser el que consagró a varios de los deportistas de Segovia en la élite de sus respectivas especialidades. Prácticamente todos ellos estuvieron presentes en la entrega de premios de la Gala del Deporte que, un año más, organizó la Asociación Segoviana de la Prensa Deportiva en el Teatro Juan Bravo, y que contó con presencias ilustres, y ausencias sentidas.

De esas ausencias habló el presidente de la Asociación, Álvaro Gómez, en un sentido discurso que no estuvo exento de emoción, por la cercanía que los periodistas deportivos segovianos tenían con Isaac Sastre, fundador del Club Atletismo Blume, y entrenador de cientos de atletas a lo largo de un buen número de décadas, y también con Pablo Fierro, compañero de fatigas y amigo de muchos de los que estuvieron presentes en un Teatro lleno en su patio de butacas.

Pero el presidente de la ASPD también tuvo palabras de aliento, y de reconocimiento, para el deporte femenino, cada año más presente en las galas del deporte, demostrando que cada euro que se invierte en deporte femenino se ve más que compensado.

UN MÁGICO SABOR

La Gala tuvo un agradable sabor a balonmano, desde la figura de su presentador, el periodista deportivo Francisco Caro, un todoterreno habitual de las retransmisiones deportivas en el Canal Teledeporte, capaz de cantar oros olímpicos en diversas modalidades con la misma pasión con la que narra un partido de balonmano. Pero, además, el evento contó con la presencia de ilustres del balonmano nacional, como Juan de Dios Román o Cecilio Alonso, además del periodista Luismi López, cuya trayectoria fue reconocida con el premio a la trayectoria profesional, aunque no fue el único periodista que subió al escenario, puesto que Jesús Romano también lo hizo, homenajeado por sus compañeros después de confirmar su jubilación. Pocos compañeros lo merecen más.

JAVI GUERRA

Tres hombres y dos mujeres coparon la Serie Oro después de una temporada brillante, y ellos fueron quienes se ‘disputaron’ la honorífica distinción de ser el Mejor Deportista Segoviano de 2018. La elección se realizó con los votos de los periodistas deportivos de Segovia. A los habituales Javi Guerra, David Llorente, Carlos Baeza y Estela García, se le sumó la jugadora de rugby Jimena Parra, campeona de Europa de rugby con la Selección Española, a la que llegó después de la gran temporada realizada con su club, el Olímpico de Pozuelo.
No se quedó lejos la deportista de Trescasas de llegar y besar el ‘santo’ del Mejor Deportista, pero Javi Guerra Polo se llevó más votos, y de esta manera el maratoniano más destacado del territorio nacional en la actualidad recibió una nueva distinción por parte de los periodistas deportivos segovianos.

Con el mago Héctor San Segundo haciendo las delicias de los más pequeños (que los había) y de no pocos mayores, la Gala se desarrolló con normalidad, y hubo tiempo más que de sobra para aplaudir los méritos tanto de los deportistas de la Serie Oro como de la Plata, extraordinariamente numerosos, sin olvidar a conjuntos como el CD La Granja y el Unami, cuyo éxito es el de todos los clubes modestos en su presupuesto, pero con la ilusión de los grandes.

Juan de Dios Román y Cecilio Alonso fueron los encargados de entregar el galardón de mejor deportista 2018 a Javi Guerra

Hubo premios significativos, como el destinado a la empresa Naturpellet, que ha puesto un buen dinero en el fútbol sala, otros con un marcado acento de despedida, como los de agradecimiento a una trayectoria de muchas décadas, como las de José Antonio Minguela, Urbano Matarranz o Quintín Maestro, porque las menciones para Chema, Pedro Rivero e Isasías de Santos tuvieron un mucho de ‘gracias’, pero también un poco de ‘hasta pronto’.

Para Cecilio Alonso, Juan de Dios Román y Luismi López fueron los penúltimos aplausos, porque los últimos fueron para los deportistas, aquellos sin cuyo trabajo diario, y sin su sacrificio, no se entendería el trabajo de los periodistas deportivos. Su agradecimiento por los premios tuvo la reciprocidad en quienes se los entregaron. Y seguramente no estuvieran todos los que son, porque hay mucho y muy buen deporte en Segovia, pero sin duda, todos los premiados reunieron méritos más que de sobra para recibir el galardón.