Paco Bernabéu, ausente esta tarde, ante el portero del Agustinos. / A. MARUGÁN
Publicidad

El penúltimo de los encuentros de competición oficial que le restan al Viveros Herol Nava antes de cerrar una temporada histórica para el club, le llevará hasta el Colegio San Agustín de Alicante, donde le espera un necesitadísimo Agustinos, que necesita como agua de mayo una victoria que le permita salir de los puestos de descenso. Porque, tras el título conquistado por el equipo segoviano, y la entrada en la fase de ascenso de Sagunto, Alarcos, Torrelavega y (casi) Zamora, el interés de la competición se traslada a las posiciones de descenso, con seis equipos en una diferencia de tres puntos, por lo que todo puede suceder.

No están siendo semanas sencillas para el Viveros Herol, por varias razones, entre ellas porque el equipo ha sumado dos derrotas consecutivas, la segunda de ellas en Nava, y aunque el trabajo ya está hecho, y los resultados ahora cuentan menos, el orgullo del líder está ‘tocado’. Además, y aunque los jugadores lo sabían desde hacía ya tiempo, la lista de bajas que ha publicado el club también influye. Si a ello se le une que el conjunto filial está jugando en Zarautz la fase de ascenso a Primera Estatal, por lo que el primer equipo no podrá contar con los jóvenes ni con Carlos Colomer que viaja a Zarautz, se entiende que el Balonmano Nava esté pasando por un momento ‘extraño’ de la campaña.

Aún así, el equipo que se desplazará hasta Alicante será todo lo competitivo que puede ser, con los jugadores que compitieron ante Torrelavega hasta que las fuerzas les llegaron. La tercera derrota consecutiva firmaría un 0 de 6 en los últimos tres partidos, y se convertiría en un récord negativo para el conjunto navero, que nadie quiere.

El Agustinos ha perdido potencial con respecto al pasado año, sustituyendo los jugadores que se marcharon con varios jóvenes de mucha proyección, que están sufriendo la lógica adaptación a la categoría. Con un sexteto de calidad, con Dídac Villar y Adrián Santamaría como jugadores destacados, cuando llega el momento de las rotaciones el equipo sufre, y ello se ha venido notando en los partidos. El conjunto alicantino está obligado a ganar los dos partidos que le quedan para conseguir tener opciones de salvación y, tal y como hizo el Acanor Atlético Novás en Pontevedra, no le va a regalar nada al líder.

LECHE MESENOR, A POR EL ASCENSO

En la jornada de ayer dio comienzo la fase de ascenso a Primera División Nacional en la que participa el Leche Mesenor Nava, campeón Segunda División, que toma parte en el Sector B, con sede en Zarautz, junto a Txikipolit Zarautz, Queserías Lafuente Pereda de Cantabria, y el CD Erreka de Navarra.