La plantilla del Leche Mesenor Nava, en los prolegómenos de un encuentro. / BALONMANO NAVA
Publicidad

El Leche Mesenor Nava no pudo culminar su excelente temporada con el ascenso a la Primera Estatal de balonmano, y en la fase de ascenso que se está celebrando en Zarautz perdió los dos primeros encuentros, quedándose sin opciones de cara a la jornada final de la competición.

La joven plantilla dirigida por Félix García compitió bien, pero sufrió demasiado en algunos momentos de los encuentros disputados ante Zarautz y Erreka, y ello le llevó a perder los dos partidos. En el que significaba el debut del conjunto segoviano, éste controló perfectamente el choque frente al Txikipolit Zarautz durante 35 minutos, marchándose al descanso con ventaja de dos goles, que se convirtieron en tres con el 13-16. Pero un parcial de 4-0 que le endosó el conjunto local hizo llevar el encuentro a una desventaja de dos goles para el Mesenor, que aún así logró llevar el partido al empate a 20 goles a diez minutos para el final. El Zarautz volvió a coger las riendas del partido, y no las soltó hasta el final, ganando el encuentro por 25-22.

ANTE EL ERREKA, LO MISMO

Tocado en la moral por no haber estado lejos de la victoria, el Mesenor Nava afrontó el segundo partido ante el navarro conjunto del Erreka con la necesidad de conseguir el triunfo y así llegar a la última jornada de la competición con opciones. El partido se movió con ventajas navarras durante casi toda la primera parte, pero sin lograr descolgar del marcador a un equipo segoviano que reaccionó en los minutos finales hasta llegar al descanso con 12-14, una ventaja de dos goles que, pese a que el Erreka redujo en algunos compases de la segunda parte, logró llegar hasta el tramo final del choque. Una expulsión de Guille Campillo a cinco minutos para el final, con 28-28 en el electrónico, decidió la suerte de los naveros, que perdieron un partido que tuvieron en la mano.

De esta manera, el Leche Mesenor Nava llega a la jornada de hoy, donde se medirá al Quesería Lafuente Pereda, sin opciones de ascenso. El equipo cántabro está siendo el mejor de la competición, y suma dos victorias en otros tantos partidos, pero los segovianos no querrán marcharse de vacío de una fase de ascenso que debe servir de experiencia para muchos integrantes de la plantilla, que se manejan todavía en edad juvenil.