dep2_1-balonmano-nava
Llopis entra desde el extremo para batir al portero del Zarautz en un encuentro de liga. / AMADOR MARUGÁN
Publicidad

La preparación física del Viveros Herol Nava se está viendo puesta a prueba durante la presente semana, que se inició con la derrota ante el FC Barcelona B en un partido disputado a toda velocidad, que continuó con la ‘batalla’ que libró en la noche del miércoles frente al Villa de Aranda, y que tendrá su continuidad en la tarde de hoy, de nuevo en el municipal navero, teniendo como rival al gallego conjunto del Atlético Novás.

Como le sucediera al Villa de Aranda, el equipo pontevedrés no sabe lo que es ganar lejos de su pabellón, donde ha perdido frente a conjuntos también implicados en la pelea por la permanencia. Pero la plantilla que dirige Ismael Martínez llegará a Nava con la moral por las nubes, tras derrotar al MMT Zamora en el último partido de Liga, sumando dos puntos que le colocan por encima del resto de rivales que suman ocho.

Salvando los lógicos golpes de un encuentro de alta intensidad como el que se disputó el miércoles, el plantel navero se encuentra a disposición de Dani Gordo. Aunque la lógica premura de tiempo a la hora de preparar el partido de esta tarde pone un punto de inquietud en el cuerpo técnico, tanto en el apartado táctico como en el físico, se confía en que los jugadores hayan podido asimilar los aspectos más importantes del juego del cuadro gallego, y que físicamente las rotaciones puedan ayudar a que el equipo mantenga un ritmo adecuado para hacer frente a un conjunto que pondrá mucha intensidad en defensa.

LA DEFENSA GANA CAMPEONATOS

El equipo sigue creciendo, y sabedores de que el ataque gana partidos, pero la defensa gana campeonatos, el Viveros Herol Nava es el conjunto menos goleado de la categoría, recibiendo menos de 25 goles por partido. La aportación de Álvaro, Andrés y Alonso en este apartado se está convirtiendo en fundamental para conseguir las victorias pese a que haya partidos en los que la portería no esté en el plano superlativo que acostumbra.

En ataque, el equipo navero se ha acostumbrado a ‘lidiar’ con defensas abiertas, con evidente éxito a tenor de los resultados, y la aportación de las incorporaciones como Paco Bernabéu y Nicolo D’Antino desde el extremo, capaces de desatascar los partidos con su calidad y su decisión, son bien recibidas para conseguir más opciones en ataque. En el pivote es donde surgen más dudas, porque Darío se está dando una buena paliza teniendo en cuenta el momento más bajo de forma que atraviesa Filipe Martins, al que se necesita recuperar para que haya una alternativa más a la hora de jugar con el pivote. El equipo navero comparte el liderato, y sigue en el puesto de ascenso a Asobal, pero la exigencia es máxima cada día,