Publicidad

Con bastante mejor cara que hace exactamente un año, cuando apenas superado el disgusto por la fase de ascenso los representantes del Balonmano Nava y de la Diputación presentaban su convenio de colaboración, de nuevo los presidentes del club navero y de la institución provincial firmaron un acuerdo, en este caso un protocolo de colaboración que, sin establecer aún cifras determinadas (aunque se estima en torno a los 50.000 euros) refleja el compromiso de la Diputación en pleno para apoyar al Nava con el fin de garantizar su participación en la Liga Asobal en la temporada del debut en la máxima categoría.

Los capitanes del Viveros Herol Nava, Carlos Villagrán y Darío Ajo, junto con el alcalde de Nava de la Asunción, Juan José Maroto, y Miguel Ángel de Vicente, disputado delegado del Área de Asuntos Sociales y Deportes, fueron los testigos de la firma de este protocolo que llevaron a efecto Julián Mateo y Francisco Vázquez, que felicitó al club tanto por el ascenso a Asobal, “como por el trabajo con los más pequeños y con los jóvenes que realiza el Balonmano Nava, que es el que interesa especialmente a esta institución. Este club es un vivero de jugadores que año a año multiplica sus miembros”.

Este protocolo se ha firmado con tanta premura porque la Liga Asobal requiere a los clubes que documenten los ingresos que van a percibir por parte de los patrocinadores, “y como quiera que debemos tener todo presentado antes de 15 de junio, nos reunimos con la Diputación, que de nuevo volvió a mostrarnos su apoyo, y aprobó por unanimidad este protocolo de colaboración. En los once años que llevo viniendo a esta institución siempre me he encontrado los brazos abiertos, como en nuestro Ayuntamiento, independientemente del color político”.

MÁS APOYO

El presupuesto que manejará el club de balonmano rondará el medio millón de euros “para todas las categorías, no solo para el equipo de Asobal”, señaló Mateo, que añadió que el presupuesto aún no está cerrado, y que ha encontrado la colaboración de todos los patrocinadores, “que nos han aumentado su aportación, algunos con el doble, otros con lo que han podido”. Aún así, será el presupuesto más bajo de todos los clubes de Liga Asobal.

LA ÉPOCA DEL BALONMANO

Que el Balonmano Nava se ha convertido en el club de referencia en Segovia es algo evidente, tanto por el buen trabajo que le ha llevado al ascenso de categoría, como a la práctica desaparición del Segovia Futsal, que Francisco Vázquez vinculaba a un aspecto fundamental: “Detrás de la buena voluntad, también tiene que haber una estructura, tanto deportiva como en lo que a soporte económico se refiere. Eso es algo bueno que tiene el club de balonmano. Las instituciones podemos echar una mano, pero si no hay una estructura económica detrás es muy difícil que los clubes se puedan mantener. El Segovia Futsal no ha tenido esa estructura económica, y aunque ha tenido una gran cantera, el club se ha resentido. Ahora comienza la etapa del balonmano, que va a ser muy importante”.

El presidente del Balonmano Nava fue un paso más allá al afirmar que “no es justo para la empresa Naturpellet que se la vincule con el error en la gestión del Segovia Futsal. La empresa ha aportado todo lo que tenía estipulado en su convenio, y me consta que están muy molestos con este tema, porque da la impresión de que son ellos los que no han cumplido. Los responsables de lo bien o mal que lo haya hecho el Segovia Futsal son sus directivos, no la marca que les ha ayudado”.