El defensa del CD La Granja Enrique Llorente ‘Kike’ salta con la intención de rematar ante el portero del Briviesca. / KAMARERO
Publicidad

El CD La Granja cayó derrotado a domicilio en un partido clave por la salvación, un choque jugado a cara de perro ante un rival directo en la clasificatoria como el CF Briviesca que terminó en un 3-0 a favor de los burgaleses, pese a la igualdad existente entre ambos equipos. Gran culpa de todo la tuvo el primer gol poco antes de la media hora de juego, un penalti transformado que además conllevó un problema mayor, la expulsión del meta visitante Lorenzo. Los segovianos tuvieron después una buena respuesta e incluso generaron una muy clara ocasión para igualar, pero no hubo puntería y además casi a continuación recibieron el segundo. Todo un mazazo al filo del descanso. Un tercer gol al poco del reinicio y una segunda expulsión a la hora finiquitaron el resultado.

Tanto burgaleses como granjeños iniciaron la contienda cautos y aguerridos, tratando de no cometer ningún error rápido que pudiera suponer un gol tempranero en contra que complicara las cosas a las primeras de cambio. Y es que lo mucho que se jugaban en el partido estos dos rivales directos por la permanencia en la categoría se dejó notar en un comienzo de choque que sería muy táctico y contenido, pero en todo caso también muy tenso. Lo entrenado durante toda la semana y las pizarras de los respectivos técnicos estuvieron siempre presentes en la primera parte del duelo y ninguno de los dos onces lograría zafarse del corsé táctico impuesto hasta prácticamente la llegada del primer tanto. Un tanto que por sus características cambiaría el encuentro definitivamente para ambos.

Hasta entonces se impuso el centrocampismo y la poca verticalidad de dos contendientes que no tomaron riesgo ni tuvieron rubor alguno a la hora de abusar del balón en largo como recurso, tanto defensivo como ofensivo. Quizás los de casa intentaron algo más, hacer gala a su condición de equipo local y buscar la posesión o marcar el ritmo de juego, pero lo cierto es que su fútbol no alcanzaba para poner en aprietos a su rival, ni tan siquiera para controlar la zona de creación, donde el descontrol y los balones divididos fueron una constante.

Entonces, en el ecuador del primer periodo en una llegada aislada el Briviesca se encontraba con un premio excesivo para los méritos contraídos y sacaba un penalti con roja a Lorenzo. El portero de La Granja fue en ventaja a por un balón en largo pero resbaló y al final zancadilleó a un atacante que llegó a rematar para que un defensa visitante sacara bajo palos, aunque el colegiado pitó entonces el penalti y la roja. El especialista local en estas lindes, Arce, colocó el cuero en los once metros y lanzó al estilo panenka superando suavemente por el centro a un recién entrado en el campo Truji que se había lanzado en dirección a su palo derecho.

Los del Real Sitio encajaron el tanto recibido y la inferioridad numérica ofreciendo una de sus mejores versiones en cuanto a solidaridad y esfuerzo, por lo que los ahora diez sobre césped consiguieron reubircarse con solvencia en el tapete manteniendo la igualdad que había habido antes en el choque. Los hombres de Diego Yepes jugaban ordenados y apenas diez minutos más tarde generaron una meritoria ocasión de gol con un gran disparo de Lázaro en la que el portero local Marco brilló con luz propia y abortó el empate. Poco después, el CF Briviesca hacía el segundo con un cabezazo de Soto tras internada por el costado izquierdo con centro al área, lo que dejaba a la llegada del tiempo de descanso un resultado muy desfavorable para una escuadra granjeña que no había merecido tanto castigo.

Por si alguien tenía alguna duda de cara a la segunda parte, tras el paso por los vestuarios los jugadores del entrenador local César Rodríguez acabaron rápido con cualquier tipo de especulación y a los siete minutos de la reanudación hacían el tercero. Truji tuvo un error de cálculo en un balón por alto y Rubén Espinosa lo tuvo fácil para marcar de cabeza un gol que sentenciaba la pelea por el resultado cuando todavía quedaban muchos minutos por jugarse, un tiempo de penitencia que se le haría largo y doloroso a los visitantes, sobre todo porque a la hora de partido Kike también vio la roja por una presunta agresión.

Ficha

CF BRIVIESCA: Marco, Saúl, Pibe, Cristian, Iván Canelo, Soto (Sedinho, min. 60), Iván Espinosa, Mena (Hontorio, min. 77), Arce, Rubén Espinosa (Renedo, min. 65) y Juanpa.

CD LA GRANJA: Lorenzo, Aguirre (Pau, min. 46), Alcubilla, Berrocal, Kike, Juli, Mario, Piti (Truji, min. 25), Ionel (Gabi, min. 75), Guty y Lázaro.

GOLES: 1-0 (min. 25) Arce; 2-0 (min. 38) Soto; 3-0 (min. 52) Rubén Espinosa.

ÁRBITRO: Mostró tarjetas amarillas a Rubén, Mena, Juanpa y Pibe por los locales y a Aguirre, Juli y Guty por los visitantes. Lorenzo (min. 24) y Kike (min. 59) fueron expulsados.